EL MILAGRO TORTILLAS

“Son rumores de agitadores externos”: El Milagro reacciona a denuncias de explotación laboral

Telemundo

CHICAGO- Luego de que Arise Chicago, una organización que ayuda a trabajadores sobre derechos laborales, informó que la tortillería El Milagro estaría siendo investigada por la Oficina de Normas Laborales (OLS) y por el Departamento de Trabajo de Illinois por denuncias de explotación laboral, el miércoles, directivos de la empresa reaccionaron.

El Departamento de Trabajo de Illinois confirmó a Telemundo Chicago que ha recibido una denuncia de One Day Rest in Seven Act (ODRISA) y se limitó a informar que la investigación sigue en curso.

En una declaración enviada a Telemundo Chicago, El Milagro dijo que: “creen en lo que es justo, equitativo y cierto”, y señalan que “agitadores externos están difundiendo rumores y afirmaciones falsas que parece que buscan su propio beneficio", el comunicado también dice lo siguiente:

"El Milagro es una compañía familiar, fundada hace 70 años con una tradición basada en la calidad y valores arraigados en la comunidad. La empresa ofrece salarios y beneficios competitivos a todos los empleados y valora el ambiente laboral positivo".

"El Milagro valora a todos y cada uno de los empleados. La Compañía ha estado llevando a cabo una serie de sesiones en las que ha estado escuchando a los empleados para comprender y abordar cualquier inquietud que puedan tener. Estas sesiones continúan realizándose".

"El Milagro cree en lo que es justo, equitativo y cierto. Los agitadores externos están difundiendo rumores y afirmaciones falsas que parece que buscan su propio beneficio".

El pleito entre empleados y la empresa se agrava luego de que tanto el Departamento de Trabajo de Illinois y la Oficina de Normas Laborales (OLS), han recibido quejas de trabajadores denunciando condiciones de trabajo abusivas y que el empleador ha violado múltiples leyes laborales, incluyendo la ordenanza de licencia por enfermedad pagada, semana laboral justa de Chicago y el One Day Rest in Seven Act (ODRISA).

Esta situación ha generado huelgas de empleados, protestas en la comunidad e indignación pública.

De acuerdo con Arise Chicago, Martin Salas, un empleado de El Milagro, presentó una denuncia el 14 de septiembre ante la OLS informando que El Milagro no cumple adecuadamente con la ordenanza de licencia por enfermedad remunerada de Chicago o la ordenanza de semana laboral justa.

Mientras tanto, la denuncia de ODRISA se presentó el 14 de octubre de 2021.

Los trabajadores afirmaron que El Milagro exige ilegalmente que los trabajadores traigan una nota del médico o un recibo de farmacia por tomarse un día pagado por enfermedad, incluso si se quedaron en casa para recuperarse de la gripe, la exposición al COVID-19 o para cuidar a un niño enfermo, ninguno de los cuales requeriría ir al médico.

Los trabajadores deben presentar su “evidencia” a Recursos Humanos el día que puedan regresar al trabajo y deben pedir permiso para reanudar su turno regular. Según detalló Arise Chicago, Recursos Humanos luego decide si el trabajador puede volver a trabajar. Algunos trabajadores afirmaron que Recursos Humanos los rechaza, lo que obliga a los trabajadores a tomarse días libres no remunerados.

La mayoría de los trabajadores han dicho que ven esa acción como un castigo por tomarse un tiempo de enfermedad, que está protegido legalmente.

Olga Amados es una de varias trabajadoras que han tenido problemas para tomar licencia por enfermedad en El Milagro. “Nos hacen dar 'evidencia' de estar enferma. Tuve que buscar en los botes de basura para encontrar un recibo de una farmacia para demostrar que compré un poco de medicina para que El Milagro me pague cuando me tome un día de enfermedad”, comentó Amados a Arise Chicago.

Por su parte, Pedro Manzanares explicó cómo la presunta práctica abusiva de El Milagro no permite realmente que los trabajadores descansen cuando están enfermos. “Cuando estoy enfermo y debería quedarme en casa descansando, tengo que ir a la farmacia y comprar medicamentos de venta libre solo para asegurarme de que me paguen por mi tiempo de enfermedad. El Milagro me hizo creer que tenía que justificarlo con recibos cuando necesitaba un día de enfermedad”, sostuvo Manzanares.

Arise Chicago tildó la práctica de El Milagro como “alarmante”, haciendo énfasis en su preocupación por estar en medio de una pandemia donde las personas que estén enfermas deben permanecer en casa para recuperarse y proteger a los demás.

La ubicación de la calle 31 donde trabajan Olga y Pedro es donde varios trabajadores contrajeron COVID-19 y cinco murieron.

Otra queja común entre los trabajadores de El Milagro es el horario que se les asigna. Afirmaron que El Milagro asigna horas y días libres impredecibles, sin proveer compensación por cortes de último minuto eh horas o en cambios de horario, que viola la ordenanza de Chicago Fair Work Week.  

En cuanto a denuncias de violación a la ley ODRISA, empleados de algunas ubicaciones de El Milagro aseguraron que se han visto obligadores a trabajar siete días de la semana.

Juana Olivares, trabajadora de El Milagro, presentó la denuncia de ODRISA. “Realmente nos afecta a todos los que estamos trabajando los siete días de la semana. El último día de la semana estamos tan cansados ​​y frustrados porque no tenemos un solo día libre. Hemos estado pidiendo esto durante años”, expresó Olivares a Arise Chicago.

“Las quejas presentadas en múltiples niveles de gobierno muestran un patrón de violaciones legales y abuso sistémico de los trabajadores. Basado en cientos de conversaciones con trabajadores, está claro que El Milagro no sigue todas las leyes de la ciudad y del estado como afirma. Esperamos ver los resultados de las investigaciones de la Oficina de Normas Laborales de Chicago y del Departamento de Trabajo de Illinois”, comentó Laura Garza, directora del Centro de Trabajadores de Arise Chicago.

Además, el Director Ejecutivo de Arise Chicago, Rev. C.J. Hawking agregó que “hay imperativos morales que la empresa debe considerar. Castigar a los trabajadores por quedarse en casa cuando están enfermos, cambiar los horarios en el último momento y obligar a algunos trabajadores a trabajar los siete días de la semana son similares a las condiciones de trabajo a nivel de explotación laboral que Estados Unidos prohibió hace un siglo”.

Contáctanos