Chicago

Sentencian a una de las esposas de los hermanos Flores por ocultar cientos de miles de dólares a las autoridades

Vivianna López fue sentenciada a tres años y medio.

Telemundo

La esposa del capo de la droga de Chicago, Pedro Flores, quien con su hermano gemelo ayudó a meter a prisión al jefe del cartel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, fue sentenciada este lunes a tres años y medio de prisión por ocultar cientos de miles de dólares a las autoridades federales.

El juez federal Matthew Kennelly dictó la sentencia a Vivianna López después de que ella hiciera una emotiva súplica de clemencia en el Tribunal Federal de Dirksen. López le dijo al juez cómo temía por la vida de sus hijos después de que Pedro Flores y su hermano, Margarito, se volvieron contra el cártel de Sinaloa.

“Entiendo completamente que los hijos de mis hijos siempre tendrán que mirar por encima del hombro”, dijo López. “Aceptamos eso, debido a la cooperación de mi esposo, y contra quién cooperó”.

López se declaró culpable en abril de conspiración para lavar dinero. Admitió que almacenó el dinero de las drogas de su esposo y lo arregló con su hermana, Bianca Finnigan, y su tía, Laura López, para gastarlo de una manera que ocultara su origen.

Más tarde el lunes, Kennelly también condenó a Laura López a un año de prisión.

El esquema incluía que Laura López enviara el dinero de la droga por correo a las personas especificadas por Vivianna López, así como que lo usara para comprar giros postales y tarjetas de regalo y para hacer pagos con tarjeta de crédito.

Los gemelos Flores, que crecieron en La Villita, fueron condenados por importar toneladas de cocaína a Chicago, Nueva York, Cincinnati, Detroit, Vancouver y otras ciudades de América del Norte entre 2005 y 2008.

Su cooperación con el gobierno fue clave para la condena de “El Chapo”, quien ahora cumple cadena perpetua después de su condena de 2019 en un tribunal federal de Brooklyn.

Los gemelos Flores fueron recompensados ​​por su cooperación en 2015 con sentencias de prisión relativamente leves de 14 años, que han cumplido. Sin embargo, el juez jefe de distrito, Rubén Castillo, les advirtió que siempre estarían mirando por encima del hombro.

Mientras tanto, una acusación federal revelada en Chicago esta primavera acusó a cuatro hijos de “El Chapo” de tomar el control del imperio de su padre después de su arresto y de fortalecer su control sobre el cartel a través de una violencia brutal.

—Información del Chicago Sun-Times

Contáctanos