VACUNA CONTRA EL CORONAVIRUS

Reacciones alérgicas a vacunas COVID-19; qué se sabe hasta ahora

Las preguntas sobre la vacuna contra el coronavirus y las reacciones alérgicas aumentaron esta semana.

Telemundo

Las preguntas sobre la vacuna contra el coronavirus y las reacciones alérgicas aumentaron esta semana después de que un trabajador de la salud en Alaska desarrolló una reacción grave que requirió hospitalización poco después de recibir la vacuna Pfizer COVID-19, esto a pesar de no tener antecedentes de alergias.

Lo que se sabe hasta ahora sobre la vacuna contra el coronavirus y las posibles reacciones alérgicas:

Actualmente, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que cualquier persona con alergia a "cualquier componente" de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer no se vacune.

Aquellos con antecedentes de alergias, sin embargo, deben consultar primero con su médico, dijo la agencia, llamando "un historial de reacción alérgica grave como anafilaxia a cualquier vacuna o terapia inyectable… es decir una precaución, pero no una contraindicación, para vacunación."

"Estas personas aún pueden recibir la vacuna, pero deben recibir asesoramiento sobre los riesgos desconocidos de desarrollar una reacción alérgica grave y sopesar estos riesgos con los beneficios de la vacuna", dice la guía de los CDC.

También recomienda que se controle a estos pacientes durante al menos 30 minutos, mientras que aquellos sin antecedentes se controlen durante al menos 15 minutos.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido actualizó su guía la semana pasada para aconsejar a las personas que tienen un historial de reacciones alérgicas "significativas" que no se apliquen la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech. La guía actualizada se produjo después de que dos miembros del Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña experimentaron reacciones alérgicas a la vacuna, aunque ambos se están recuperando bien, según el director médico nacional del NHS.

"Sabemos por los extensos ensayos clínicos que esto no era una característica, pero si necesitamos fortalecer nuestro asesoramiento ahora que hemos tenido esta experiencia en poblaciones vulnerables, los grupos seleccionados como una prioridad, enviamos ese asesoramiento al campo de inmediato," dijo el Dr. June Raine, jefe de la MHRA, a un comité selecto del gobierno del Reino Unido.

El experto en vacunas, el Dr. Paul Offit, que formó parte del panel asesor de vacunas de la Administración de Alimentos y Medicamentos, dijo que cree que las recomendaciones del Reino Unido fueron "prematuras y mal consideradas".

"Hay decenas de millones de personas en los Estados Unidos que portan epipens porque tienen reacciones alérgicas graves", dijo Offit. "Así que esa [recomendación] se ha modificado a algo mucho más sensato".

Según Offit, quienes tienen antecedentes de alergia a la vacuna o antecedentes de reacciones a la terapia inyectable estarían en mayor riesgo.

"Sin embargo, si tiene una respuesta alérgica grave, de lo contrario, por ejemplo, las personas comúnmente tienen alergias al maní o al huevo, u otras alergias a los alimentos, todavía puede recibir esta vacuna, solo necesita esperar 30 minutos en el área donde recibió esa vacuna para que, si tiene una reacción alérgica, alguien pueda darle una inyección de epinefrina para revertirla ", dijo. "Y luego, para todos los demás, hacemos una recomendación que siempre hacemos con las vacunas, que es que siempre que reciba una vacuna, debe quedarse unos 15 minutos para asegurarse de no tener una reacción alérgica grave porque una de cada millón de dosis aproximadamente de vacunas se complica por una reacción alérgica grave ".

Señaló que "no sabemos realmente qué pasó en el Reino Unido".

"Realmente creo que en los próximos meses podremos analizar qué parte de esa vacuna pudo haber sido el problema", dijo Offit.

¿Cómo se están preparando los funcionarios de salud para la posibilidad de tales reacciones?

En Illinois, los expertos en salud se han preparado para la posibilidad de reacciones alérgicas y han monitoreado a los trabajadores de la salud que se encuentran entre los primeros en recibir la vacuna.

La enfermera, quien trabaja en la unidad de cuidados urgentes en un hospital de Tennessee, se mareó mientras hablaba con reporteros diez minutos después de ser vacunada y cayó al suelo. Sin embargo, luego que se repuso, dijo que ella tiene predisposición a sufrir desmayos cuando siente algún dolor como ocurrió en esta ocasión con la presión de la inyección en el brazo.

"Se ha hablado mucho de un par de casos recientes documentados en el Reino Unido de personas que experimentaron reacciones alérgicas graves", dijo la Dra. Rachel Rubin, oficial médica senior del Departamento de Salud Pública del Condado de Cook.

Rubin dijo que la guía del condado "garantizará que el tratamiento médico apropiado esté disponible para manejar cualquier reacción alérgica inmediata" y que todas las personas que reciban la vacuna serán monitoreadas durante al menos 15 minutos después de recibir la inyección.

La reacción del trabajador de Alaska es la primera reportada en los EEUU

Durante una conferencia de prensa el miércoles, los funcionarios de salud informaron que una mujer de mediana edad en el Hospital Regional Bartlett en Juneau, Alaska tuvo que ser hospitalizada durante la noche después de que desarrolló una reacción severa el martes por la noche.

La mujer no tenía antecedentes de alergias y nunca había experimentado anafilaxia, una reacción alérgica grave y potencialmente mortal, aseguraron los funcionarios de salud.

Pfizer dijo en un comunicado que la compañía está "trabajando con las autoridades sanitarias locales para evaluar" la reacción que ocurrió en Alaska y que "supervisará de cerca todos los informes que sugieran reacciones alérgicas graves después de la vacunación y actualizará las advertencias de la etiqueta si es necesario".

El Dr. Jay Butler, jefe de la respuesta COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, dijo que el caso de Alaska es la única reacción alérgica a la vacuna Pfizer-BioNTech reportada en los Estados Unidos hasta ahora.

¿Son comunes las reacciones alérgicas a las vacunas?

Las alergias siempre son una cuestión con cualquier nuevo producto médico, pero monitorear las vacunas COVID-19 para detectar cualquier otro efecto secundario inesperado es un desafío mayor de lo habitual. No es solo porque muchas personas deban vacunarse durante el próximo año. Nunca antes habían convergido tantas vacunas elaboradas de diferentes maneras al mismo tiempo, y es posible que una opción tenga diferentes efectos secundarios que otra.

La primera vacuna que comienza a usarse ampliamente en los EE UU y muchos países occidentales, fabricada por Pfizer Inc. y la alemana BioNTech, y una segunda opción que se espera pronto del competidor Moderna Inc., se fabrican de la misma manera. La Administración de Alimentos y Medicamentos dice que enormes estudios de cada uno no han descubierto riesgos importantes para la seguridad.

Pero la preocupación por las alergias "señala una vez más la importancia del monitoreo de seguridad en tiempo real", dijo el Dr. Jesse Goodman de la Universidad de Georgetown, exjefe de vacunas de la FDA.

Y las autoridades tienen múltiples formas de rastrear cómo les va a las personas a medida que estas vacunas COVID-19, y con suerte otras adicionales en los próximos meses, se ponen a disposición de la población.

Todo sobre el coronavirus: Suscríbete a nuestro boletín especial y recibe todas las noticias del COVID-19 en nuestra área. Pulsa aquí para apuntarte.

Contáctanos