BELMONT CRAGIN

Protestan contra iglesia de Chicago que continúa celebrando servicios

Los manifestantes señalaron que los servicios en persona representan un alto riesgo de contagio para los vecinos.

Telemundo

A medida que algunas iglesias en Chicago abren a pesar de la orden de permanencia en casa por parte del gobernador, los manifestantes señalaron el domingo que los servicios en persona son un alto riesgo para los vecinos.

La iglesia Metro Praise International en el vecindario Belmont Cragin de Chicago ha estado prestando servicios en persona durante las últimas dos semanas.

Joseph Wyrostek, pastor de Metro Praise International, ondeó la bandera de la iglesia en una protesta el domingo asegurando que continuarán dando los servicios religiosos.

"Tenemos distanciamiento social, máscaras, ninguna interacción, entremos y tengamos una iglesia", dijo Wyrostek. "Vas a ir a Walmart, Target hoy, vamos a la iglesia".

"Queremos alentar a las empresas a reabrir, todos los que tienen un trabajo para volver a trabajar y las iglesias deben liderar el camino", puntualizó Wyrostek.

Principalmente desde vehículos, los manifestantes dijeron que no sienten que esta iglesia deba poder abrir sus instalaciones.

"Depende de la ciudad entrar y hacer cumplir su regla de 10 años o más, pero creo que hemos hecho un buen trabajo para asegurarnos de que nuestra comunidad esté un poco más segura", dijo el manifestante Alonso Zaragoza.

El vecindario de Belmont Cragin tiene un número significativo de casos de coronavirus, según informes de las autoridades.

"Tenemos un derecho constitucional", dijo Florin Cimpean, pastor de la iglesia de Ravenswood. "No queremos hacer una declaración o crear problemas aquí, es un grupo muy pequeño de personas, queremos servir a nuestra comunidad, es cuestión de tiempo".

Cimpean dijo que la iglesia es un "hospital espiritual" y que proveen a las personas tanto espiritual como mentalmente. Dijo que las pautas de su iglesia son más estrictas que en cualquier otro lugar.

Los oficiales de policía de Chicago se quedaron afuera de ambas iglesias el domingo, pero solo para aplicar multas por faltas al reglamento de estacionamiento.

El Departamento de Policía de Chicago dijo en un comunicado que se pide a los residentes quedarse en casa y practicar el distanciamiento social para que una vez que la ciudad comience a recuperarse y reabrir, puedan regresar a sus servicios religiosos de manera segura.

"Los oficiales continuarán monitoreando cualquier posible reunión grande en sus distritos y emitirán cualquier citación cuando sea necesario", dijo el CPD en un comunicado.

Chicago ha prohibido temporalmente el estacionamiento junto a ciertos establecimientos como medida de precaución para evitar que se lleven a cabo grandes reuniones, según el CPD.

La semana pasada, un juez federal rechazó un desafío a la autoridad de Pritzker para imponer órdenes de quedarse en casa por parte de ambas iglesias.

La Iglesia Pentecostal Rumana Elim en Chicago y los Ministerios Bautistas Logos en Niles querían celebrar servicios prometiendo reducir asientos, designar puntos de entrada y salida, ofreciendo desinfectante de manos e instalaciones de limpieza.

El juez desestimó la comparación entre iglesias y supermercados. Afirmó que las iglesias son más comparables con las escuelas, los cines o las salas de conciertos, lugares donde hasta ahorita continúan cerrados.

Pritzker ha modificado su orden para permitir el "ejercicio libre de religión", pero limitó las reuniones religiosas a no más de 10 personas.

Todo sobre el coronavirus: Suscríbete a nuestro boletín especial y recibe todas las noticias del COVID-19 en nuestra área. Pulsa aquí para apuntarte.

Contáctanos