Wisconsin

Retan a gobernador de Wisconsin a detener todas las libertades condicionales en el estado

El candidato republicano a gobernador, Tim Michels, ha estado criticando a Evers por ser blando con el crimen.

Arrestos en India
GETTY IMAGES

MADISON, Wisconsin — El candidato republicano a gobernador, Tim Michels, pidió el lunes al gobernador de Wisconsin, Tony Evers, que suspenda todas las libertades condicionales en el estado, a pesar de que un gobernador no puede ordenar unilateralmente que se detengan y algunas son obligatorias por ley.

Michels ha estado criticando a Evers por ser blando con el crimen, acusando al demócrata en una carta el lunes de simpatizar y mimar a los “criminales convictos brutales”. El portavoz de Evers, Britt Cudaback, dijo que sería ilegal hacer lo que Michels quiere y calificó la solicitud como “un truco desinformado para ganar puntos políticos por parte de alguien que no respeta ni aprecia las leyes de nuestro estado”.

Michels y Evers están ligados en una reñida contienda en el estado de campo de batalla que, según las encuestas, está casi igualado. Michaels, quien cuenta con el respaldo del expresidente Donald Trump y copropietario de la empresa de construcción más grande del estado, ha estado atacando a Evers por sus políticas de libertad condicional y su respuesta a las protestas violentas en Kenosha hace dos años que siguieron al tiroteo de Jacob Blake por un policía blanco.

La Comisión de Libertad Condicional de Wisconsin, que opera independientemente del gobernador, ha otorgado alrededor de 460 libertades condicionales discrecionales no requeridas por la ley, algo que tanto los gobernadores republicanos como los demócratas antes de Evers también otorgaban de manera rutinaria.

Por ejemplo, la administración del exgobernador republicano Tommy Thompson otorgó más de 23,000 libertades condicionales discrecionales durante sus 14 años como gobernador, la mayoría de las cuales llegaron antes de que la ley estatal de veracidad en las sentencias eliminara la libertad condicional como opción en 2000. Thompson ha respaldado Michels. El exgobernador republicano Scott Walker otorgó más de 650 libertades condicionales discrecionales durante ocho años, según la comisión de libertad condicional.

Una libertad condicional permite que alguien en prisión sea liberado antes de que se complete su sentencia. A partir de 2000, los reclusos de Wisconsin ya no eran elegibles para libertad condicional debido a una ley de veracidad en la sentencia. Wisconsin aprobó una ley de veracidad en las sentencias que terminó con la posibilidad de libertad condicional para los presos que cometieron sus delitos a partir de 2000. Aquellos cuyas sentencias comenzaron antes de 2000 todavía son elegibles para libertad condicional.

Una libertad condicional permite que alguien que está en prisión sea liberado antes de que se complete su sentencia. Para aquellos condenados a cadena perpetua, la libertad condicional discrecional está disponible solo para aquellos que cometieron su delito antes del 31 de diciembre de 1999, antes de que la ley de verdad en la sentencia de Wisconsin entrara en vigor y terminara con la posibilidad de libertad condicional.

Si bien el gobernador decide a quién se le concede el indulto, no controla las libertades condicionales. Eso lo hace la Comisión de Libertad Condicional de cuatro miembros a la que se le otorga autoridad independiente bajo la ley estatal para determinar si un recluso es elegible después de cumplir una cierta parte de su sentencia. El gobernador designa al presidente de la comisión, que está sujeto a la confirmación del Senado estatal.

La portavoz de la campaña de Michels, Anna Kelly, indicó que Evers podría detener efectivamente la libertad condicional rescindiendo su nombramiento de Christopher Blythe como presidente de la comisión, o pidiendo que Blythe se retire por tres meses. Michels no hizo esa solicitud específica en su carta.

La ley estatal estableció el derecho a ser considerado para la libertad condicional y tanto los tribunales estatales como los federales han reconocido el derecho de los reclusos a la libertad condicional. Entonces, si las libertades condicionales se detuvieran en Wisconsin como quiere Michels, probablemente sería impugnado en la corte.

La libertad condicional es diferente de los indultos, que se pueden otorgar a una persona condenada por un delito grave que completó su sentencia hace al menos cinco años, no tiene cargos pendientes y no está en el registro de delincuentes sexuales. Un indulto no borra ni sella una condena, pero restaura ciertos derechos, como poder poseer un arma y, a menudo, facilita que la persona consiga un trabajo.

Michels, en una carta a Evers, también le pidió que dejara de otorgar indultos.

Evers ha emitido más indultos que cualquier gobernador de Wisconsin en la historia moderna. La gran mayoría de los más de 600 indultos se han otorgado a personas condenadas por delitos no violentos de menor nivel.

En la carrera por la gobernación de 2018, Walker publicó un anuncio de televisión que decía que el apoyo general de Evers para reducir la población carcelaria a la mitad daría como resultado la liberación de “delincuentes que cometieron violaciones, asaltos, robos e incluso secuestros”.

“Eso es una mentira. Nunca dije eso”, expresó Evers en ese momento en respuesta. “No liberaremos a los criminales violentos”.

Michels, en su carta a Evers, comentó: “Usted no fue sincero con la gente de Wisconsin acerca de limitar su tarjeta para salir de la cárcel a los delincuentes no violentos”.

Michels, en una conferencia de prensa la semana pasada en Milwaukee, no dijo cuál debería ser el número correcto de libertad condicional, aparte de que sería más de cero y menos de lo que ha hecho Evers. Evers comenzó a otorgar indultos después de que Walker no emitiera ni uno solo durante ocho años en el cargo.

Evers ha estado bajo el fuego de Michels y otros sobre la libertad condicional durante meses. En junio, el presidente de la Comisión de Libertad Condicional de Wisconsin, John Tate, renunció, un mes después de que Evers hiciera una apelación apresurada a Tate en medio de críticas republicanas sobre los planes de libertad condicional para un asesino convicto.

Michels ha prometido asegurarse de que haya suficiente espacio en la prisión para mantener a los delincuentes tras las rejas. El Departamento Correccional informó el 9 de septiembre que 20,291 reclusos estaban alojados en prisiones diseñadas para albergar a 17,298.

Contáctanos