Desocupar los albergues en Chicago

Maricela Vázquez presenta a Nuzy: la perrita que puso luz a los días inciertos

Telemundo

Nuzy llegó nuestra vida a principios de este 2021 en medio de la pandemia, durante los días más fríos del año y una intensa nevada. Pero su llegada a nuestra familia fue aún más especial, porque dos semanas de haberla adoptado a mi me diagnostican cáncer de seno. 

Nunca nos imaginamos que nuestra hermosa perrita se convertiría en la mejor terapia emocional para nuestra familia. Especialmente durante esos meses difíciles llenos de incertidumbre donde realmente no sabíamos que pasaría con mi salud.

Les confieso que al principio no fue fácil. Como todo cachorrito se necesita mucha paciencia. Tuvimos varios accidentes de baño durante los primeros meses y otros pequeños problemas de comportamiento que con el tiempo fueron mejorando. 

Fueron horas de entrenamiento tanto profesional como personal para lograr una mejor comunicación con ella. Además, aprendimos que toda mascota necesita de nuestra ayuda y dedicación en la que toda la familia debe formar parte.

Por ejemplo: Yo la sacó todas las mañanas a caminar por lo menos media hora, mi marido hace los mismo durante el mediodía y mi hijo mayor por la tarde. Además, por lo menos tres veces a la semana la llevamos al parque de perros para que aprenda a socializar con otras mascotas y personas. Finalmente, mi hijo menor se encarga de jugar con ella en casa y darle de comer.

Sí, es una gran responsabilidad y posiblemente suene como mucho trabajo, pero sinceramente les confieso para nuestra familia ha sido una gran terapia tanto física como mentalmente.  Porque, al ver su hermosa carita, ver cómo va creciendo y se convierte en una protectora de mis hijos no tiene precio. Siempre está ahí con no nosotros cuando más la necesitamos.

Una linda anécdota de su lealtad fue durante mi tratamiento contra el cáncer. Después de cada sesión de radiación llegaba a casa cansada y tenía que tomar una siesta. Nuzy se acostaba a mi lado y no se paraba hasta que yo despertara.

Nuzy es una mezcla de razas y no cuenta con un pedigrí, ni es de las más bellas. Pero cuenta con los mas importante de esta vida un gran corazón y una nobleza que no tiene precio. A veces pienso que es un pequeño angelito que Dios nos mandó. 

Cuando la adoptamos pensamos que la estábamos rescatando, sin saber que era ella la que terminaría rescatando a mi familia y a mi con su amor incondicional durante una etapa difícil en nuestra familia.

Si estás pensando en adquirir una mascota te aconsejo ir a un albergue. El proceso puede ser largo y frustrante, pero con paciencia posiblemente encontraras una mascota como Nuzy.

Recuerda que toda la familia tiene que formar parte de la adopción, crianza y cuidados. No es un juguete, es un ser vivo que necesita de nosotros y que nuestra recompensa será una amistad sincera llena de mucho amor.

¡Ayúdanos a Desocupar los Albergues!

Contáctanos