BERWYN

Madre demanda a escuela alegando abuso a su hijo autista

La madre acusa a la escuela de atar a su hijo a una silla con bandas elásticas para hacer ejercicio y dijo que regresó a casa con marcas de plumón en la espalda.

Una madre de los suburbios entabló una demanda con una primaria luego de que su hijo de 8 años con autismo severo fuera presuntamente abusado durante más de cuatro años.

Lucia Roden, madre de Gianni Fata-Roden, acusó a la primaria Praire Oak en el suburbio de Berwyn, que pertence al Distrito Escolar 98, por sujetar a su hijo “atándolo con bandas elásticas para hacer ejercicio” en 2015, de perder al pequeño en las instalaciones escolares el año pasado y más recientemente permitir que alguien le hiciera marcas en la espalda y el cuello con un marcador.

“La escuela y sus representantes permitieron que este niño severamente autista fuera maltratado numerosas veces”, dijo el abogado John Chwarzynski. “La madre y el padre del niño han sufrido terrible aflicción, así como su hijo”.

La madre dijo que su hijo regresó a casa el mes pasado y parecía “molesto” cuando se bajó del autobús. Fue a cambiarle la camisa y dijo que descubrió la razón.

“Alguien le pintarrajeó en la espalda y el cuello”, dijo Roden.

La familia llamó a la escuela, pero indicaron que no les pudieron decir qué pasó.

“Todos se causan entre sí”, dijo el padre del niño, Steven Roden.

Local

Las últimas historias de Chicago e Illinois. Entérate de las noticias de hoy.

Lo que debes de saber sobre el Chicago Air and Water Show 2024

Continúan los efectos por el apagón informático

Gianni debe recibir supervisión personalizada y “siempre debe estar bajo la supervisión de un adulto entrenado", según la familia.

La superintendenta escolar, Michelle Smith, escribió en una carta a los padres que está conduciendo su propia investigación y que está cooperando con las autoridades locales, y notificó al Departamento de Servicios a Niños y Familias.

“Hasta hora, nuestra revisión de los videos del autobús escolar y del pasillo no revelan nada que haya provocado que tomáramos acción para remediar algo que hayan hecho nuestros empleados”, escribió Smith. “En este momento, desconocemos el origen de las marcas. Hemos compartido la información con los padres y la policía, Sin embargo, vamos a continuar investigando esta situación”.

Por su parte, el distrito escolar indicó que “la salud, la seguridad y el bienestar de todos los estudiantes ha sido y continuará siendo nuestra máxima prioridad en el Distrito 98 del Norte de Berwyn”.

La demanda de los padres busca una compensación no especificada por daños.

“Esta familia ha sufrido suficiente. Es hora de que la escuela se haga responsable”, dijo el abogado Chwarzynski.

Contáctanos