Illinois: Contiendas destacadas en las elecciones intermedias

Conoce más sobre los candidatos y puestos que se deciden este 6 de noviembre.

10 fotos
1/10
2/10
En Illinois, la contienda principal es la de gobernador. Hay cuatro candidatos: el gobernador titular Bruce Rauner, el demócrata J.B. Pritzker, el libertario Kash Jackson y el conservador Sam McCann. Los candidatos de los partidos principales son multimillonarios que han gastado millones de su propio dinero en sus campañas. Rauner es candidato a un segundo periodo y está usando las mismas estrategias que lo llevaron a la gobernación en 2014. Es decir, menos impuestos a la propiedad y un límite a la reelección, entre otros temas. Sin embargo, se enfrenta a una contienda cuesta arriba luego de que enfureciera a votantes de derecha luego de firmar leyes sobre la inmigración y el aborto. Consistentemente entre los menos populares y más vulnerables gobernadores republicanos, gracias en parte al impasse sobre el presupuesto que duró más de dos años, Rauner ganó la primaria republicana contra Jeanne Ives por sólo tres puntos y va a tener que luchar para que su base no apoye al conservador Sam McCann en los comicios generales. Varias encuestas muestran que Pritzker adelanta a Rauner por dos dígitos en una contienda que ha llamado la atención a nivel nacional por el dinero que ambos han gastado. Rauner, quien trabajó antes en una empresa de inversión de capitales, ha donado más de $95 millones a su campaña mientras que Pritzker –heredero de la cadena de hoteles Hyatt, con una fortuna personal valuada en más de tres mil millones de dólares– ha gastado más de $161 millones en su campaña. Pritzker, quien nunca ha servido en un cargo de elección, no tiene un récord legislativo, pero ha dicho que apoya elevar el salario mínimo y establecer en Illinois un sistema progresivo de impuestos al ingreso, a pesar de que no ha dado más detalles ni mencionado fechas. Si bien Pritzker podría estar adelante en las encuestas, esto no significa que tiene la victoria asegurada. Rauner ha atacado repetidamente a Pritzker, un donante político de muchos años, por sus lazos con la “maquinaria”, particularmente con el ex gobernador Rod Blagojevich y con el presidente de la Cámara de Representantes, Michael Madigan. A semanas de la elección, 10 empleados y ex empleados de la campaña de Pritzker interpusieron una demanda alegando discriminación y acoso; acusaciones que Pritzker ha negado vehemente.
3/10
Getty Images/Facebook
En 2017, el anuncio de la fiscal general de Illinois, Lisa Madigan, de que no buscaría la reelección a un quinto periodo, conmocionó a los círculos políticos estatales. Tras sus respectivas primarias, lograron la victoria el demócrata Kwame Raoul, la republicana Erika Harold y el libertario Bubba Harsey. El ex fiscal Raoul es en la actualidad un senador estatal quien ha representado partes del sur de la ciudad desde 2014. Ha buscado el cargo de fiscal general durante años y derrotó a siete candidatos incluyendo al ex gobernador Patt Quinn para ganar la nominación demócrata. Se ha presentado como opositor a la administración del presidente Donald Trump y obtuvo el respaldo del ex presidente Barack Obama, a cuyo curul fue asignado Raoul luego de que Obama fuera electo al senado federal. Se enfrenta a la candidata republicana Erika Harold, una ex reina de Miss Universe educada en Harvard quien fracasó en su intento de ser congresista por el sur de Illinois en 2014. Harold anunció su candidatura antes de que Madigan revelara que no se presentaría a la reelección, trabaja en la actualidad como abogada en Urbana y ha enfatizado su experiencia en contra de la violencia y el acoso. La contienda entre ambos ha sido contenciosa con continuos ataques. Raoul ha presentado a Harold como una conservadora de extrema derecha enfatizando sus puntos de vista sobre el Acta de Salud Accesible, la ley Roe vs Wade y el matrimonio entre el mismo sexo, entre otros. Por su parte, Harold ha atacado a Raoul por votar a favor de elevar los impuestos a los ingresos y lo ha calificado de ser miembro de la llamada “maquinaria” vinculándolo al presidente de la Cámara de Representantes, Mike Madigan. Si bien varias encuestan han ubicado a Raoul al frente de Harold por más de 10 puntos, esos mismos sondeos han mostrado un alto número de votantes indecisos en una contienda que parece estar más reñida que la de gobernador.
4/10
Si bien el representante Dan Lipinski casi tiene garantizada la reelección al tercer distrito congresional de Illinois, la contienda llama la atención por una razón: su oponente es un supremacista blanco que niega el holocausto. Art Jones, ex líder del Partido Americano Nazi, se presentó a la contienda republicana de marzo sin opositor consiguiendo más de 20,000 votos para ganar la nominación. Si bien Jones ha participado sin éxito en varias elecciones desde 1970, aparecer en la boleta en una elección general es una victoria para un candidato quien se refiere al holocausto como “la mentira más grande y negra de la historia” en el sitio de internet de su campaña y ha elogiado el liderazgo de Adolf Hitler. Jones presentó su candidatura por el mismo distrito en cinco ocasiones, incluyendo en 2016 cuando no logró aparecer en la boleta luego de que el Partido Republicano de Illinois demandara examinar las firmas de sus peticiones. Sin embargo, en 2017, el Partido Republicano estatal declinó retar la candidatura de Jones o apoyar a otro candidato haciendo posible su nominación. Antes de las primarias de marzo, el partido denunció a Jones y su presidente dijo que en Estados Unidos “no hay lugar para nazis como Jones”. Hay dos candidatos, Justin Hanson y Kenneth Jerkes, que aparecen en la boleta debido a que votantes propusieron sus nombres. Sin embargo, Lipinski probablemente vuelva al Congreso por un séptimo periodo en el escaño que antes ocupó su padre. Lipinski, miembro conservador y anti-aborto del Partido Demócrata, obtuvo una apretada victoria de dos puntos ante un contrincante progresista en la primaria demócrata por el distrito, donde Hillary Clinton obtuvo el 55 por ciento en 2016. Si bien ese distrito es demócrata, va a ser sorprendente ver cuántas personas votan por un candidato que marchó con una banda en el brazo que tenía una esvástica.
5/10
Getty Images/Facebook
El cuarto distrito congresional de Illinois es otra contienda en la que el resultado, si bien aún no se emite ningún voto, es importante para entender el panorama político de Illinois. En noviembre, el representante federal Luis Gutiérrez dio a conocer que no iba a buscar la reelección al final de su décimo tercer periodo. El sorpresivo anuncio impactó a la ciudad y desató gran especulación, además de forzar varios candidatos a conseguir las firmas necesarias para aparecer en la boleta antes de la fecha límite una semana después. Una de las personas que no fue sorprendida por el anuncio fue el comisionado del Condado de Cook, Jesús “Chuy” García, quien apareció con Gutiérrez en una conferencia de prensa para anunciar el retiro del legislador. Ese día, Gutiérrez respaldó a García, un amigo y aliado de años, como su sucesor; una decisión que parece llevar el sello distintivo de “al estilo Chicago”. García obligó al alcalde Rahm Emanuel a participar en una histórica segunda vuelta, y si bien no logró la victoria, se le consideraba un contendiente para las elecciones a alcalde del 2019. Esto provocó especulación sobre si Emanuel había llegado a un acuerdo con García para que se presentar a otra contienda. Sin embargo, ocho meses después, Emanuel anunció que no buscaría la reelección. Tanto García como Gutiérrez consideraron lanzar su candidatura a alcalde antes de optar por no hacerlo. Por otra parte, a partir de enero, el distrito 4 de mayoría hispana ya no contará con uno de los legisladores hispanos de más extenso servicio en la delegación congresional de Illinois, lo que es un hecho histórico. García tiene casi asegurada la victoria contra el republicano Mark Wayne Lorch y probablemente siga el ejemplo de Gutiérrez en el Congreso, como uno de los políticos más férreos en el tema de inmigración y crítico del presidente Donald Trump.
6/10
NBC Chicago
La contienda por el sexto distrito congresional de Illinois ha llamado la atención nacional, ya que tiene implicaciones más allá de sus fronteras suburbanas. En 2016, el representante republicano Peter Roskam logró mantenerse en el cargo a pesar de que la candidata presidencial Hillary Clinton ganó ese distrito por siete puntos. Esto hizo de Roskam un blanco de los demócratas que buscan volver a controlar la Cámara de Representantes. El trabajo de Roskam en la ley de reforma a los impuestos y sus votos para revocar Obamacare, además de las críticas sobre su negativa a realizar reuniones con los votantes, son algunas de las razones por las que siete candidatos se lanzaron a la primaria demócrata para tratar de desbancarlo. El ganador fue Sean Casten, un científico y emprendedor. Casten ha subrayado su experiencia trabajando en los sectores del medio ambiente y el energético. Además, ha hecho del acceso a la salud uno de sus temas principales lanzado anuncios atacando a Roskam por sus esfuerzos de revocar el Acta de Salud Accesible. Roskam lanzó también una ofensiva contra Casten presentándolo como “otro truculento político de Illinois” y lo ligó al presidente de la Cámara de Representantes Mike Madigan criticando su récord como cabildero registrado, entre otras cosas. El distrito, localizado casi en su totalidad en el Condado de DuPage, ha sido republicano por décadas, representado por Henry Hyde. de 1975 a 2007, y por Roskam por seis periodos desde entonces. Pero recientes encuestas, dadas a conocer por la campaña de Casten, muestran que tiene una ventaja contra Roskam de 3 a 5 puntos mientras que diversos análisis muestran que el distrito se está inclinando hacia los demócratas. En caso de que Casen gane el distrito, podría ser un indicio de la llamada “ola azul” de los demócratas, quienes necesitan ganar 23 curules a nivel nacional para volver a controlar la Cámara de Representantes.
7/10
Facebook
Si bien hay mucha atención en los suburbios de Chicago, no se deben ignorar las contiendas en el sur del estado, como el distrito 12 congresional. Abarcando áreas como Belleville, Carbondale, y East St. Louis, el presidente Trump ganó ese distrito por 12 puntos en 2015, pero eso no significa que va a ser una victoria fácil para el titular, el representante republicano Mike Bost. Electo en 2014 tras 20 años en la Cámara de Representantes de Illinois, Bost se lanzó por un tercer periodo. Si bien el condado de Madison y Metro East se consideraban áreas demócratas, la zona ha sido republicana en los últimos años. El fiscal estatal del condado de Saint Clair, Brendan Kelly, espera cambiar esa situación en una contienda que está llamando la atención nacional. Kelly obtuvo el respaldo del ex presidente Barack Obama, quien ganó el distrito en 2008 y 2012. Por su parte, Bost cuenta con Trump para entusiasmar a sus seguidores. El candidato del Partido Verde, Randy Auxier, también está en la boleta en un distrito que “se inclina hacia los republicanos”, según Cook Political Report. Sin embargo, la contienda está cerrada, con varias encuestas que muestran a Bost adelante de Kelly por un solo punto. Kelly obtuvo más de 40,000 votos en las primarias comparados con los casi 32,000 de Bost. El distrito 12 es la única contienda congresional en la que el contendiente demócrata en Illinois recibió más votos en la primara que el titular republicano.
8/10
Getty Images/Facebook
Otra contienda fuera de Chicago que hay que observar es la del distrito 13 congresional de Illinois en la que el titular republicano Rodney Davis se enfrenta a la demócrata Betsy Dirksen Londrigan. Similar al distrito 12, Cook Political Report considera que esta contienda “se inclina hacia los republicanos” en un distrito que incluye Bloomington, Champaign, Decatur, Taylorville y más. El presidente Donald Trump ganó este distrito por seis puntos en 2016, pero las encuestas indican que se trata de otra contienda cerrada con Davis al frente por un solo punto. Londrigan también recibió el respaldo del ex presidente Barack Obama, mientras que Davis –quien ha representado al distrito desde 2013– trajo al vicepresidente Mike Pence para que hiciera campaña a su favor. Como otros candidatos demócratas en Illinois y en otras partes del país, Londrigan ha hecho acceso al cuido de salud y la cobertura de condiciones preexistentes temas centrales de su plataforma.
9/10
El distrito congresional 14 es otra campaña que hay que seguir. Con partes de los condados de DuPage, Kane y Will, este distrito ha sido considerado republicano, pero ahora un demócrata podría ganar. La novata Lauren Underwood está retando al titular, el republicano Randy Hultrgren, por el curul que ha mantenido desde la ola del Tea Party en 2010. Underwood es enfermera y experta en política de salud y trabajó en la implementación del Acta de Salud Asequible bajo el ex presidente Barack Obama, quien le dio su respaldo en la campaña. Padece una condición cardiaca y ha centrado sus ataques contra Hultrgren en torno al cuidado de salud indicando que decidió lanzar su candidatura luego de que el republicano votara a favor de una iniciativa que, según ella, no incluía protecciones para las personas con condiciones previas. Hultrgren, quien sirvió en la Cámara de Representantes y el Senado de Illinois antes de lanzarse al Congreso, indica que la iniciativa por la que votó –el Acta Americana de Salud, que fue aprobada por la Cámara de Representantes, pero no así por el Senado– no eliminó el requisito de que las compañías de seguros cubran las condiciones preexistentes. El presidente Donald Trump ganó el distrito en 2016 por tres puntos; la menor diferencia entre todos los distritos congresionales de Illinois en los que se llevó la victoria. A principios de octubre, Cook Political Report cambió su predicción de la contienda de “se inclina hacia los republicanos” a “impredecible”. De ganar, Underwood sería la primera mujer y la primera afroamericana en representar al distrito 14.
10/10
CSNPhilly.com
Si bien se habla mucho de que una “ola azul” demócrata impacte el Congreso federal, no se ha prestado suficiente atención a la legislatura estatal de Illinois, a pesar de que los resultados de unas cuantas contiendas podrían tener serias implicaciones. Sin una legislatura aliada, el ganador de la contienda a gobernador enfrentará serios obstáculos para hacer realidad su agenda. Como aprendió el gobernador Bruce Rauner con el histórico impasse del presupuesto estatal, enfrentarse a una legislatura controlada por el otro partido por lo general no termina bien. Tanto Rauner como su contrincante demócrata J.B. Pritzker han gastado millones para impulsar el voto, pero también para inclinar la legislatura a su favor. Si Pritzker logra una victoria de doble dígito, el enfoque entonces cambia a cuáles de sus políticas se pueden convertir en ley. Pritzker tiene una ambiciosa agenda que incluye un impuesto progresivo al ingreso estatal, una opción pública de seguro de salud y legalizar el uso recreativo de la marihuana, entre otras. Si los votantes deciden otorgarle a Rauner otro periodo, su agenda –reducir el impuesto al ingreso estatal e imponer límites a los periodos de los políticos– sería una tarea monumental, si no imposible, con una legislatura demócrata. Si bien es el gobernador el que firma las leyes, decidir qué leyes llegan a su escritorio depende de la legislatura, donde el margen más pequeño de votos en ciertas contiendas podría tener un enorme impacto en los habitantes de Illinois.
Contáctanos