HB 3653

Asamblea General de Illinois aprueba ley de reforma a la policía y justicia penal

Telemundo

Un proyecto de ley de reforma policial y de justicia penal que significaría el fin de la fianza en efectivo en Illinois y la introducción de nuevos protocolos de "responsabilidad policial", fue aprobado por la Asamblea General este miércoles, enviando la legislación al gobernador J.B. Pritzker.

El Proyecto de Ley 3653 de la Cámara, escrito por el Caucus Legislativo Negro de Illinois, fue aprobado por el Senado en una votación el miércoles por la mañana temprano, y luego fue aprobado por la Cámara horas después.

Parte de los "cambios significativos" son las nuevas políticas de capacitación policial, que incluyen tácticas de intervención en crisis y desescalada, responsabilidad policial, transparencia en la aplicación de la ley y los derechos de los detenidos y prisioneros, según el senador Elgie R. Sims Jr., quien patrocinó el proyecto de ley.

“Me complace que el Senado haya aprobado este importante paquete de reformas y creo que es el primer paso para transformar la justicia penal en Illinois de una manera que elevará a nuestras comunidades y apoyará a nuestros profesionales encargados de hacer cumplir la ley”, dijo Sims en un comunicado.

“Esto aumenta la rendición de cuentas y la transparencia en la aplicación de la ley, moderniza nuestros sistemas de fianzas y sentencias, y brinda mayores protecciones y un trato más humano a aquellos que han sido arrestados y acusados ​​de delitos”.

Entre los cambios está la eliminación de la fianza pecuniaria, que permite a los jueces liberar a las personas antes del juicio, a excepción de los acusados ​​de ciertos delitos graves o si el acusado presenta riesgo de dañar a otros o de huir.

Los defensores de la medida argumentaron que el actual sistema de fianzas del estado afecta de manera desproporcionada a las personas de color de bajos ingresos que están en espera de juicio.

"Durante demasiado tiempo, la gente en este estado ha pasado tiempo en la cárcel sólo porque no podía pagar la fianza", dijo el senador Robert Peters, presidente del Caucus Negro del Senado.

El pasaje también fue elogiado por el fiscal estatal del condado de Cook, Kim Foxx, quien lo calificó como un "paso en la dirección correcta".

"La eliminación de la fianza en efectivo pone fin a la práctica de detener a delincuentes no violentos simplemente porque son pobres, al mismo tiempo que evita que los delincuentes violentos sean liberados porque pueden pagar la fianza", dijo en un comunicado.

Indicó que no debe haber vandalismo o transgresión de la ley, acotando que no es lo que él representa.

Pero algunos funcionarios encargados de hacer cumplir la ley se opusieron a la medida.

"Creemos que causará problemas", dijo Ed Wojcicki de la Asociación de Jefes de Policía de Illinois. "Entendemos la razón de ser de esto, pero debe haber una preocupación mucho más seria y mucha más libertad para que los jueces determinen si alguien podría ser peligroso para la sociedad antes de dejarlo en libertad bajo fianza".

El paquete también incluye el requisito de que todos los agentes de policía usen cámaras corporales para 2025, la prohibición de todas las técnicas de estrangulamiento de la policía, nuevas pautas para la "descertificación" de los agentes de policía y el fin de las licencias suspendidas por falta de pago, entre otros cambios.

“Me enorgullece que hoy hayamos llegado a nuestro destino y que implementaremos una reforma significativa que promoverá el profesionalismo, aumentará la transparencia y restablecerá la confianza del público en la aplicación de la ley”, dijo el fiscal general de Illinois, Kwame Raoul, en un comunicado.

John Rekowski, del Colegio de Abogados del Estado de Illinois, lo calificó como "una respuesta audaz".

Pero el representante republicano Tom Weber condenó el pasaje y lo calificó de "peligroso".

“Diría que estoy sorprendido, pero esto se ha convertido en la norma en Springfield: espere hasta el último momento y luego deje caer un proyecto de ley que tiene más de 700 páginas en el piso, impidiendo incluso un nivel básico de revisión pública”, dijo Weber en una declaración.

“No se equivoquen, esta legislación es peligrosa y hace que todas las comunidades sean menos seguras. Se recortarán los presupuestos de seguridad pública, se impondrán mandatos no financiados a las comunidades locales y la policía, y los agentes podrían ser castigados y responsabilizados personalmente por denuncias no fundamentadas o no verificables. Sin embargo, quizás la peor parte es que muchos delincuentes violentos podrán salir libres antes del juicio".

Contáctanos