indiana covid-19

Grupos médicos de Indiana piden que más gente se vacune contra el COVID-19 ante aumento de casos

Organizaciones médicas advirtieron que la gran mayoría de los pacientes actualmente hospitalizados con COVID-19 no están vacunados.

Telemundo

INDIANÁPOLIS - Los principales grupos médicos de Indiana pidieron el martes que más personas reciban sus dosis de la vacuna contra el COVID-19, ya que el estado se encuentra en medio de una nueva oleada de infecciones y hospitalizaciones.

El gobernador republicano Eric Holcomb tiene programado renovar la orden de emergencia de salud pública en todo el estado por otro mes, ya que la actual venció este miércoles y los líderes legislativos han retrasado hasta enero la adopción de medidas sobre una propuesta polémica que incluía pasos para poner fin a esa orden.

Las organizaciones médicas advirtieron que la gran mayoría de los pacientes actualmente hospitalizados con COVID-19 no están vacunados y que los hospitales están estresados ​​por atender a más pacientes en estado crítico que enfrentan estadías más largas.

Hasta el lunes, los hospitales de Indiana tenían 2,200 pacientes ingresados con COVID-19 ​​, un aumento del 82% en tales hospitalizaciones en las últimas tres semanas, según el seguimiento del Departamento de Salud del Estado de Indiana. Aproximadamente una cuarta parte de esos pacientes estaban siendo tratados en unidades de cuidados intensivos.

La Asociación de Hospitales de Indiana, la Asociación Médica del Estado de Indiana y la Asociación de Enfermeras del Estado de Indiana dijeron que se necesitan más vacunas para aliviar la presión sobre el sistema de atención médica del estado.

“Si continúan las tendencias actuales, todas las personas que necesiten atención médica podrían verse afectadas", dijeron los grupos en un comunicado. “Instamos a todos los habitantes que aún no han recibido una vacuna o que son elegibles para recibir un refuerzo a que lo hagan antes de que llegue el invierno para asegurarse de que haya una cama de hospital disponible para todos los necesitados”, agregaron los grupos en un comunicado.

Indiana tiene la undécima tasa más baja del país en cuanto a la población completamente vacunada con un 50.6%, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. El estado continúa promediando alrededor de 20 muertes por COVID-19 por día, y el Departamento de Salud de Indiana agregó 119 muertes recientes el martes que aumentaron el número de víctimas de la pandemia en Indiana a 17,557.

Hace dos semanas, Holcomb describió los pasos administrativos que la Legislatura podría convertir en ley estatal, el cual pondría fin a la emergencia de salud pública que emitió por primera vez en marzo de 2020. Sin embargo, los líderes legislativos republicanos eclipsaron una aprobación acelerada planificada de la medida luego de las objeciones de grupos médicos y empresariales sobre las disposiciones que obligan a exenciones amplias de los requisitos de vacunación en el lugar de trabajo.

Los republicanos de la Cámara de Representantes tomaron el paso inusual el lunes de publicar temprano el texto del proyecto de la propuesta de ley, dándole la designación del Proyecto de Ley 1001 de la Cámara de Representantes que generalmente se aplica a la medida designada como máxima prioridad para su aprobación después del inicio programado de la sesión legislativa para el 4 de enero.

Ésta ya cuenta con el patrocinio de 56 de los 71 republicanos en la Cámara que se compone de 100 miembros.

El proyecto de ley publicado en línea elimina el lenguaje que especifica que las exenciones médicas de los requisitos de la vacuna COVID-19 de cualquier empleador incluyen “embarazo o embarazo anticipado”. Varios médicos testificaron que señalaron erróneamente que las vacunas no son seguras para las mujeres embarazadas.

Una portavoz del presidente republicano de la Cámara, Todd Huston, no respondió de inmediato a las preguntas sobre la rapidez con la que la Cámara intentaría hacer avanzar la propuesta y por qué se abandonó el lenguaje del embarazo.

Huston dijo la semana pasada que los legisladores estaban “resueltos a tomar medidas rápidas en esta sesión para ayudar a poner fin al estado de emergencia”.

Varios sistemas hospitalarios de Indiana y algunos empleadores importantes, como Eli Lilly and Co., con sede en Indianápolis, adoptaron requisitos de vacunas para sus empleados incluso antes de que el presidente Joe Biden anunciara planes para un mandato federal para las grandes empresas.

Los demócratas de Indiana argumentan que los republicanos estaban poniendo en riesgo vidas y la recuperación económica del estado al aplacar a los que dudan de las vacunas.

“Prefieren anteponer su partidismo extremo a la creación de un futuro mejor para los habitantes”, dijo Lauren Ganapini, directora ejecutiva del Partido Demócrata estatal. “La ciencia y la medicina están equipadas para luchar contra la pandemia, y pedimos a todos los Hoosier que cumplan con su deber patriótico y cívico de ayudarnos a dejar atrás esta pandemia al vacunarse”.

Derechos de autor AP - Associated Press
Contáctanos