alerta al consumidor

Estudio: crece la venta de productos que parecen golosinas pero contienen derivados de la marihuana

Las autoridades lo califican como “un peligro para la salud.”

Niños y adolescentes están expuestos a lo que parecen golosinas que parecen inofensivas, pero que podrían contener cantidades peligrosas de derivados del cannabis.

Los venden en tiendas de conveniencia, algunos sin advertir su verdadero contenido o irrespetando los límites legales.

 Las autoridades lo califican como “un peligro para la salud.”

Según Brian Hopkins, concejal del segundo distrito, los empaques imitan los de las galletas de chispas de chocolate preferida por los niños o los de caramelos de colores que parecen inofensivos.

Y señaló que el contenido podría enfermar a cualquier niño que los ingiera.

El problema es que no hay antídoto para la intoxicación, según la Dra. Yesenia Castro-Caballero, médico tratante Hospital Infantil Lurie.

La doctora Castro-Caballero asegura que ha recibido estos casos en varias oportunidades. Y pide a los padres estar atentos a síntomas que puedan manifestarse.

“Los niños se pueden quejar de dolor de estómago. Se ponen somnolientos, hablar incoherencias, alucinar, y lo peor es convulsionar”, dijo.

Un informe de la Universidad de Illinois en Chicago asegura que luego de que se registraran múltiples casos de niños intoxicados con cannabinoides, decidieron realizar un estudio.

El concejal Hopkins asegura que se encontraron productos de THC intoxicantes y nocivos a la venta en lugares cercanos a escuelas, iglesias y cerca de lugares donde está prohibida la venta de alcohol y tabaco.

Algunos residentes estaban impresionados del parecido de este producto con el original

“Pos está mal porque los niños se la van a comer pensando que es la golosina”, dijo José Julián, residente de Chicago. “Mi opinión es que es muy peligroso porque pueden caer en las manos de una persona menor”.

El estudio reveló que al menos tres productos que contenían cannabinoides no lo tenían indicado en el empaque. 87% de las muestras etiquetaron incorrectamente los perfiles de THC, 93% tenían dosis de THC inexactas, algunas con cantidades hasta más de 400% más. Otro contenía 70 veces la dosis legal de THC  según la ley de cannabis de Illinois.

“El problema es que no hay antídoto para la intoxicación de marihuana. Entonces lo único que podemos hacer como doctores es vigilarlos, darle suero para que salga el producto de su sistema y vigilarlos”, dijo la Dra. Yesenia Castro-Caballero, médico tratante del Hospital Infantil Lurie.

El concejal Hopkins aseguró que la venta de estos productos ocurre porque hay un vacío en la ley y que están trabajando para intentar regular la venta de estos productos.

Contáctanos