Variante Ómicron

El Medio Oeste es el actual “punto crítico” de COVID-19, según comisionada de salud de Chicago

La Dra. Allison Arwady señaló que Michigan, Minnesota y Wisconsin "tienen actualmente las tasas per cápita más altas de COVID-19 en el país".

Telemundo

La comisionada de salud pública de Chicago y el director ejecutivo de la Escuelas Públicas, urgen a padres a vacunar a sus hijos contra el COVID-19 en anticipo a un posible aumento de contagios por la nueva variante Ómicron.

Los casos de coronavirus están aumentando en varios estados del Medio Oeste a medida que las temperaturas se enfrían y la gente pasa más tiempo en interiores este invierno, lo que convierte al área en el actual "punto crítico" de COVID-19, según la principal especialista de Chicago.

La comisionada del Departamento de Salud Pública de Chicago, la Dra. Allison Arwady, señaló este martes que Michigan, Minnesota y Wisconsin "tienen actualmente las tasas per cápita más altas de COVID-19 en el país".

Hasta este martes, Minnesota tenía un promedio de 60.9 nuevos casos de coronavirus por día, por cada 100,000 habitantes. Al mismo tiempo, Wisconsin y Michigan promediaron 55.4 y 55.5, respectivamente.

Indiana e Iowa vieron tasas de casos más bajas, pero ambos permanecieron entre los 20 estados más altos en lo que respecta a ese índice.  Iowa reportó 41.8 nuevos casos diarios por cada 100,000 residentes e Indiana se situó en 31.9. Missouri reportó en 25.2.

Todos estos estados tienen tasas más altas que Illinois, que registró un promedio de 23.7 casos diarios por cada 100,000 residentes hasta este martes.

“El Medio Oeste es el actual punto crítico de COVID-19 a medida que bajan las temperaturas y la gente pasa más tiempo en interiores, así que protéjase y vacúnese”, dijo Arwady en un comunicado.

Illinois es el único estado del Medio Oeste que aún mantiene en vigencia un mandato respecto al uso de mascarilla en interiores, que algunos expertos han citado entre las razones por las que las tasas de casos del estado son más bajas que las de sus vecinos.

Los números de Chicago parecieron disminuir en la última semana, pero Arwady señaló que la baja  podría atribuirse en gran medida a las vacaciones de Acción de Gracias y la disminución en el número de pruebas. La tasa de positividad de la ciudad subió del 3% la semana pasada al 3.5% esta semana.

Las autoridades de Chicago se preparan para la nueva variante ómicron, aunque señalaron que todavía hay muchas preguntas por responder sobre la nueva cepa.

En un comunicado, la alcaldesa Lori Lightfoot y Arwady indicaron que la ciudad está "muy comprometida con las intensas discusiones sobre la variante ómicron, particularmente con nuestras contrapartes federales".

De manera similar, el Departamento de Salud del Condado de Cook señaló el viernes pasado que estaba observando la variante ómicron "con mucho cuidado".