tiroteo desfile 4 de julio highland park

Cooper Roberts, niño paralizado en tiroteo en Highland Park, regresa a estado crítico tras un breve progreso

En un comunicado, la familia de Cooper dijo que su progreso “ha tenido altibajos” mientras el menor ingresa a su día 19 en el hospital.

Telemundo

Cooper Roberts, el niño de 8 años que quedó paralizado de la cintura para abajo después de recibir un disparo en el abdomen por parte de un hombre armado que abrió fuego durante el desfile del 4 de julio en Highland Park, regresó a estado crítico luego de un período de progreso breve esta semana mientras su condición continúa fluctuando, dijo su familia el viernes.

En un comunicado, la familia de Cooper comentó que su progreso “ha tenido altibajos” cuando el joven ingresa a su día 19 en el hospital. El jueves, el niño salió por primera vez desde el trágico tiroteo del Día de la Independencia que mató a siete personas e hirió a decenas más.

La condición de Cooper había sido degradada a grave brevemente el jueves, pero volvió a ser crítica luego de una nueva tomografía computarizada y permanece en la unidad de cuidados intensivos pediátricos.

A principios de esta semana, los médicos estaban preocupados por el líquido en su pelvis, a pesar de los signos positivos en su condición.

“La exploración mostró que el líquido preocupante en su pelvis es un absceso”, se lee en un comunicado del portavoz de la familia, Anthony Loizzi. “Los distintos equipos médicos (cardíacos, torácicos, enfermedades infecciosas, pediátricos) consultarán hoy cuál es la mejor vía para evacuar el líquido”.

Cooper también ha sufrido de fiebre alta “de vez en cuando, probablemente debido a esta infección”.

Pero en una nota más brillante, la familia compartió que el niño de 8 años pudo consumir un poco de líquido por boca por primera vez el jueves porque tenía una paleta de naranja.

A medida que el niño continúa luchando por su vida, la familia pidió oraciones continuas y expresó su gratitud por la “gran cantidad de apoyo”, que incluyó un paquete de atención especial de los Brewers de Milwaukee, su equipo de béisbol favorito.

La semana pasada, los médicos se sintieron alentados cuando, después de una cirugía larga y urgente el miércoles para volver a cerrar el desgarro original inducido por bala en su esófago, Cooper se despertó el jueves sin signos de fiebre ni necesidad de un ventilador. Sin embargo, a medida que avanzaba el día, su fiebre subió a 104 y una tomografía computarizada reveló la acumulación de líquido.

El lunes, sin embargo, Loizzi notó que Cooper había mostrado signos de mejoría, incluido estar sin fiebre durante 48 horas y respirar sin la ayuda de un ventilador.

Loizzi también indicó que Cooper, cuya columna vertebral está quebrada, pudo sentarse con la ayuda de profesionales médicos, un hito en un largo viaje por delante. “[Cooper] se sentó, con ayuda, y dio un breve primer viaje en silla de ruedas durante el fin de semana; lamentablemente, es algo a lo que tendrá que acostumbrarse”, decía la actualización de Loizzi.

“Fue muy difícil y emotivo para él y su familia”.

Cooper asistía al desfile del 4 de julio con su hermano gemelo, madre y padre cuando un hombre armado disparó más de 70 rondas contra la multitud. Cooper recibió un golpe en el abdomen y sufrió lesiones importantes, incluida una médula espinal cortada, había indicado Loizzi anteriormente. Actualmente está paralizado de la cintura para abajo.

“Tiene mucho dolor, física y emocionalmente, especialmente porque la familia tuvo que compartir con él la devastadora noticia de que está paralizado de la cintura para abajo”, decía una declaración de Loizzi anteriormente.

La madre de Cooper, el superintendente del Distrito Escolar Primario 6 de Zion, Keely Roberts, y su hermano gemelo Luke, también fueron alcanzados por disparos y resultaron heridos en el tiroteo.

Su madre recibió un golpe en el área del pie y la pierna, se sometió a varias cirugías y fue dada de alta del hospital a pedido de ella para poder estar al lado de su hijo, dijo Loizzi. El hermano de Cooper, Luke, sufrió heridas de metralla y fue dado de alta del hospital.

Contáctanos