restricciones en chicago

Concejal Tunney admite que violó restricciones por COVID-19 en su restaurante de Lakeview

El concejal tildó la violación de las restricciones en el restaurante Ann Sather como un "error de juicio" y dijo que "no volverá a suceder".

Telemundo

El concejal de Chicago, Tom Tunney admitió el lunes que violó las restricciones estales para frenar el avance del coronavirus al permitir que personas comieran en el interior de un restaurante en Lakeview del cual es dueño.

"De forma esporádica, hemos permitido que un número muy limitado de nuestros clientes habituales coman dentro del restaurante cumpliendo la sana distancia física y usando cubrebocas", dijo Tunney en un comunicado.

Tunney quien además de ser concejal es el propietario del restaurante Ann Sather y presidente del Comité de Zonificación del Ayuntamiento, tildó la violación de las restricciones como un "error de juicio" y dijo que "no volverá a suceder".

El lunes, se pudo ver un automóvil de la Oficina de Asuntos Comerciales y Protección al Consumidor de la Ciudad (BACP) frente al restaurante ubicado en el 909 W. Belmont Ave.

Los primeros informes sobre el servicio en el interior en el restaurante del concejal fueron divulgados en Second City Cop, un blog de Chicago sobre política.

Al respecto la alcaldesa Lori Lightfoot se expresó y en un comunicado dijo: "Nuestras pautas y restricciones COVID-19 se aplican a cada individuo y establecimiento en Chicago para que podamos garantizar aún más la salud y la seguridad de nuestros residentes. Cualquier negocio que infrinja estas pautas ha sido y será plenamente responsable. Sin excepciones".

El servicio en el interior de restaurantes y bares fue suspendido a finales de octubre como parte de nuevas restricciones ordenadas por el gobernador Pritzker. 

Desde el 30 de octubre, BACP ha emitido 20 citaciones y 54 avisos para corregir a bares, restaurantes y otros negocios que permitían comer y / o beber en el interior.

Además, los funcionarios han emitido órdenes de cierre de un día a nueve negocios, cuatro de los cuales recibieron órdenes de cierre a largo plazo por violar atrozmente las regulaciones COVID-19.

Desde marzo, BACP ha realizado más de 6,500 investigaciones de COVID-19 y ha citado a más de 330 empresas por violar las regulaciones.

"Esto es básicamente una bofetada a los negocios que están operando y tratando de hacer las cosas que son correctas", afirmó Rosa Escareno, directora de BACP.

Todo sobre el proceso de reactivación del estado y la ciudad de Chicago, eventos y actualizaciones Pulsa aquí

Contáctanos