Estudio: Conductores en Chicago han perdido sobre 16.9 millones de horas en embotellamientos

El lento y pesado tráfico al manejar en Chicago y los enormes dolores de cabeza que causan han contribuido a que un estudio concluyera que Chicago cuenta con los peores embotellamientos de autos en toda la nación.

Según el estudio realizado por la Alianza Americana de Usuarios de Carreteras, Chicago ocupa el primer lugar de ciudades en los Estados Unidos con el peor embotellamiento y atascos vehiculares.

La carretera con el peor embotellamiento en Chicago y alrededores resultó ser: el Kennedy Expressway (I-90), entre el Jane Byrne Interchange (I-290) y la unión con el Edens (I-94), según el estudio es aquí en donde se vive la peor pesadilla al volante. 

La investigación pudo calcular en cifras la frustración y tiempo perdido por los automovilistas al estancarse en esta ruta.

En promedio los conductores malgastaron unas 16.9 millones de horas en embotellamientos en ese tramo de 12 millas en el 2014, a un costo total de unos $418 millones de dólares. 

No  solo es la pérdida de tiempo, sino también el gasto en consumo de gasolina y sus efectos en el medio ambiente. 

En promedio el estudio calculó que más de 6 millones de galones de gasolina se han gastado mientras que los conductores esperan e intentan desafiar el embotellamiento para así llegar a su destino final.

Pero el dolor de cabeza no solo se vive en esa ruta, ya que el estudio también reveló que la autopista Dan Ryan Expressway (I-90) entre el Stevenson Expressway (I-55) y West Pershing Road, ocupan el puesto número 23 de las 50 peores carreteras con embotellamientos en la nación. 

Por otro lado, el Edens Expressway (I-94) entre el cruce con el Kennedy Expressway (I-90) y la avenida Elston en dirección oucupan el puesto 46.

Contáctanos