Chicago

Acusados tras el asesinato a tiros de un oficial fuera de servicio en River North

El oficial caído fue identificado como John Rivera de 23 años.

Dos hombres fueron acusados de asesinato en conexión con una balacera que cobró la vida de un oficial de la policía de Chicago cuando se encontraba fuera de servicio durante el fin de semana.

Menelik Jackson, de 24 años del suburbio de South Holland y Jovan Battle, de 32 años de La Villita, enfrentan cargos de asesinato en primer grado y tres cargos de intento de asesinato, informó la policía de Chicago en un comunicado el lunes.

Jackson, también fue acusado de resistirse a un arresto y obstrucción. El portavoz de la policía de Chicago, Anthony Guglielmi, dijo que los agentes están buscando una tercera persona de interés en el caso.

Local

Las últimas historias de Chicago e Illinois. Entérate de las noticias de hoy.

Chicago: buscan a banda de ladrones armados por más de 20 robos

Historias de la Noche en Chicago

Más información sobre la investigación y los acusados serán discutidos durante una conferencia de prensa pautada para las 11 a.m. en la sede del Departamento de Policía en Chicago. 

El oficial fallecido quien fue identificado como John Rivera, de 23 años, recibió varias heridas de bala en lo que parecía ser un ataque al azar cuando se encontraba fuera de servicio la madrugada del sábado. 

Autoridades dijeron que a eso de las 3:30 am, Rivera estaba junto a otras tres personas dentro de un Honda Accord en la cuadra 700 North Clark Street, cuando dos sujetos se acercaron, uno de estos comenzó a disparar y luego huyeron del lugar.

Rivera recibió impactos de bala en el pecho, en el brazo y la boca y fue trasladado al Northwestern Memorial Hospital, en donde momentos después falleció. 

Otro hombre de 23 años que le acompañaba también recibió heridas de bala en el pecho brazo y fue llevado en condición crítica al hospital. 

Mientras que otro oficial fuera de servicio y una mujer que les acompañaban salieron ilesos de la balacera. 

Rivera contaba con dos años de servicio en la uniformada y durante su último turno de trabajo la noche anterior estuvo en la escena de una balacera y a cargo de los reportes en relación a un asesinato. 

"Esto parece ser un ataque no provocado contra un grupo de personas que salieron a divertirse la noche del viernes", confirmó el superintendente de la policía de Chicago Eddie Johnson.

El motivo del tiroteo se desconoce y continúa bajo investigación el lunes.  

Contáctanos