Policía: agente corrupto de IL planificó suicidio

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Tensión en Puerto Rico tras inicio del residenciamiento

    Investigadores dijeron el miércoles que la muerte del veterano oficial de la policía de Fox Lake en Illinois, Josepth Gliniewicz, fue un suicidio premeditado y cuidadosamente planificado por él mismo y no un asesinato. 

    “Hemos determinado que este suicidio premeditado fue el resultado final de una extensa actividad criminal que Gliniewicz había estado cometiendo, y por el estrés personal que sufría al ser investigado sobre su gestión dentro de un programa especial para jóvenes llamado Fox Lake Police Explorer” dijo el comandante George Filenko” en una rueda de prensa.

    Filenko afirmó que Gliniewicz había estado robando y lavando dinero de fondos destinados al programa Lake Police Explorer, y que usó miles de dólares para compras personales, hipotecas, viajes, membresías en gimnasios, cuentas de sitios de internet para adultos y facilitar préstamos personales de dinero.

    También dijo que Gliniewicz falsificó firmas en documentos oficiales y que se había incriminado en estos delitos a través de mensajes de texto los cuales eliminó antes de suicidarse.

    “No hay ganadores en este caso. Gliniewicz cometió una gran traición a los ciudadanos y a las fuerzas de ley orden de Fox Lake”, dijo Filenko

    La muerte de Gliniewicz en septiembre provocó una intensa búsqueda por aire y tierra al norte de Illinois dejando a una comunidad muy intranquila.

    Charles Joseph Gliniewicz, era un oficial de la policía de 52 años, con 30 años de servicio y que estaba próximo a jubilarse pero dado a su experiencia el jefe de la policía de Fox Lake le pidió se quedará un mes más para ayudar.

    La última vez que se supo de Gliniewicz, fue la mañana del primero de septiembre cuando se encontraba en su turno e hizo una llamada por el radio de la policía alertando que se encontraba persiguiendo a tres hombres por una zona desolada cerca de la frontera con el estado de Wisconsin.

    Minutos más tarde de la llamada, agentes que se movilizaron a la zona hallaron el cuerpo de Gliniewicz, baleado y sin vida.

    Según la investigación, una de las balas entró a su cuerpo por el lado derecho de la parte delantera de su chaleco y el otro por su pecho, los disparos fueron hechos con su propia arma de fuego.

    Su muerte sacudió el país y provocó una cacería humana de dos sospechosos - que Gliniewicz había descrito como dos hombres blancos y un hombre afroamericano.

    Más de 400 funcionarios, helicópteros y caninos fueron desplegados por todo Fox Lake por varios días, operación que le costó a la policía de Fox Lake más de $300 mil dólares.

    Durante el transcurso de la investigación, la policía no realizó ningún arresto ni identifico a ningún sospechoso.