Su cuerpo apareció calcinado: qué se sabe del asesinato del pequeño Taddheus

A un año de la trágica muerte del pequeño, su madre y su padre siguen tras las rejas esperando que las leyes hagan justicia.

MADERA, California – A un año de la muerte del pequeño Thaddeus Sran, el macabro crimen sigue siendo investigado por las autoridades y las interrogantes que envuelven este asesinato siguen conmocionando a toda una comunidad, mientras los padres del pequeño continúan tras las rejas en espera de que la justicia y las pruebas determinen su culpabilidad o su inocencia.

Al momento de su supuesta desaparición, Thaddeus tenía tan solo 2 años, y debido a la condición de discapacidad que padecía y la forma en que, según sus padres de desvaneció de su hogar, el caso rápidamente captó la atención de la comunidad y medios de comunicación locales, nacionales e internacionales.

De acuerdo con las autoridades, el pequeño fue reportado como desaparecido por sus padres el miércoles 15 de julio del 2020, activando un elaborado operativo de búsqueda en el que participaron múltiples agencias del orden público.

Además de los esfuerzos de las autoridades por localizar al menor, residentes, amigos y conocidos, se unieron a la búsqueda, organizando grupos que se turnaban para peinar el área con la esperanza de encontrar al pequeño con vida y regresarlo al lado de sus padres.

Durante días, la tenaz búsqueda resultó ser un fracaso, la incertidumbre aumentaba, las preguntas se multiplicaban y la esperanza por encontrar a Thaddeus con vida parecía cada vez más lejana.

Después de 7 días de intensa búsqueda, sin ningún motivo aparente, los padres del pequeño dejaron de cooperar con la investigación, generando desconcierto, elevando las sospechas y propiciando un vertiginoso cambio de rumbo en la investigación.

Las autoridades indican que son docenas de pruebas las que tienen en contra de los padres que demuestran que ellos habrían asesinado y calcinado a su pequeño hijo.

El silencio de Suk y Briseida Sran, padres de Thaddeus, los puso rápidamente en la mira de las autoridades y los convirtió en los principales sospechosos en la desaparición.

Sin embargo, los días y las horas transcurrían y el pequeño seguía sin ser encontrado.

No fue hasta dos días después, el 21 de julio, que la noticia dio un escalofriante giro cuando las autoridades realizaron un desgarrador hallazgo, el cuerpecito del pequeño había sido localizado completamente carbonizado en un terreno baldío, en medio de unos campos de cultivo ubicados en el condado Madera.

Tras el macabro hallazgo, Suk y Briseida Sran fueron arrestados y señalados por las autoridades como los presuntos responsables del asesinato de su propio hijo.

Ha pasado poco más de un año del homicidio de Thaddeus y aunque sus padres continúan tras las rejas, ambos siguen aferrándose a su inocencia y podrían pasar varios años para que la trágica muerte sea esclarecida.

Contáctanos