elecciones en wisconsin

Gobernador de Wisconsin utilizará ira por anulación del aborto como lanza electoral

“No se puede ignorar el hecho de que ahora tenemos políticos que toman decisiones por las mujeres y su atención médica", señaló Evers.

Wisconsin Gov. Tony Evers, a member of Wisconsin's Electoral College, casts his vote for the presidential election at the state Capitol on December 14, 2020 in Madison, Wisconsin.

El gobernador demócrata de Wisconsin, Tony Evers, espera traducir la ira por la anulación de Roe v. Wade por parte de la Corte Suprema de Estados Unidos en votos este otoño, mientras promete luchar contra una prohibición estatal del aborto de 173 años de cualquier manera que pueda.

Evers, quien ganó las elecciones en el estado de campo de batalla hace cuatro años por poco más de 1%, dijo a The Associated Press antes de su aparición el sábado en la convención del Partido Demócrata de Wisconsin que el aborto animará a los votantes independientes clave a apoyarlo a él y a otros demócratas.

“Cada vez que tomas a la mitad de las personas en Wisconsin y las conviertes en ciudadanos de segunda clase, tengo que creer que habrá una reacción a eso”, dijo Evers.

Se espera que la elección para gobernador de Wisconsin sea una de las más duras del país este año. Es una prioridad para los demócratas dada la importancia del estado indeciso de Wisconsin en las elecciones presidenciales de 2024. Evers también es lo único que se interpone en el camino de la Legislatura controlada por los republicanos. En su primer mandato, emitió más vetos que cualquier otro gobernador en la historia moderna.

Los demócratas que se postulan para enfrentarse al senador federal republicano Ron Johnson también hablarán en la convención el domingo en La Crosse. Cinco republicanos se postulan para tener la oportunidad de enfrentarse a Evers. La primaria de Wisconsin es el 9 de agosto.

EL ABORTO COMO TEMA PARA GANAR ELECCIONES

Evers le dijo a AP que confía en que el aborto será un tema ganador para su partido porque las encuestas han mostrado constantemente que alrededor del 60% de los residentes de Wisconsin apoyan que sea legal en la mayoría o en todos los casos.

“No se puede ignorar el hecho de que ahora tenemos políticos que toman decisiones por las mujeres y su atención médica”, dijo Evers. “Así que hablaremos mucho de eso”.

Evers prometió hacer todo lo posible para evadir la prohibición del aborto del estado que se aprobó en 1849 pero que no ha entrado en vigor desde el fallo Roe v. Wade de 1973. Eso incluye apoyar las demandas para anularlo, no nombrar fiscales de distrito que lo hagan cumplir y conmutar las sentencias de prisión para cualquier persona condenada en virtud del mismo, dijo Evers.

“Estamos viendo todo”, expresó.

Tras la noticia, el gobernador de Illinois, JB Pritzker, prometió seguir protegiendo los derechos reproductivos de las mujeres en el estado.

El presidente del Partido Republicano de Wisconsin, Paul Farrow, manifestó que la posición de Evers sobre el aborto atraía solo a "su base activista y que iba en contra de la voluntad de la gente", así como minimizó la importancia del fallo del tribunal sobre las elecciones.

“Todo lo que realmente hicieron ayer fue, hace 50 años, un grupo de activistas tomó una decisión que no era constitucional y la puso en juego, así que la están corrigiendo”, dijo Farrow. “¿Está causando algún cambio en el panorama político? Hay un estándar que la gente tiene. Los republicanos saben que somos provida”.

Además del aborto, Evers dijo que su campaña de reelección y su mensaje a los demócratas se centrarán en los éxitos de su primer mandato, incluido el uso de dinero federal para reparar carreteras y apoyar a las pequeñas empresas. Evers dijo que también enfatizará lo que está en juego si los republicanos ganan, “incluida la supresión de votantes y los derechos de voto”.

Evers es partidario de la comisión bipartidista de Wisconsin que supervisa las elecciones, pero todos sus oponentes republicanos quieren eliminarla. El fucnionario también vetó una serie de proyectos de ley que dificultarían el voto en ausencia en el estado.

El presidente Joe Biden se impuso en Wisconsin por unos 21,000 votos, un resultado que algunos republicanos se han negado a aceptar a pesar de que ha resistido dos recuentos, múltiples demandas, una auditoría independiente e incluso una revisión por parte de un grupo conservador.

Los republicanos esperan aprovechar el descontento por los precios de la gasolina, la inflación y el crimen para acabar con Evers.

Ningún gobernador del mismo partido que el presidente en ejercicio ha ganado las elecciones en Wisconsin desde 1990. Una encuesta de la Facultad de Derecho de la Universidad de Marquette esta semana mostró a Evers ligeramente por delante de sus rivales republicanos, mientras que Johnson estaba casi igualado con todos los demócratas que competían contra él.

Contáctanos