Viva de milagro: boricua impactada por bala perdida

Los vecinos de Feltonville aseguraron sentirse aterrorizados por el desarrollo de la violencia en la zona.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Violencia armada aterroriza comunidad

    Una jopven, de 17 años, y una familia vecinna fueron las víctimas más recientes de la violencia armada en el sector de Feltonville en Filadelfia.

    (Publicado martes 1 de agosto de 2017)

    Viva de milagro. Así está una joven, de 17 años, quien se recupera satisfactoriamente de una bala perdida que la afectó mientras estaba de visita en la casa de su novio en el vecindario de Feltonville en Filadelfia.

    Y es que la bala le penetró el pecho y salió por la espalda dejándola en condición estable.

    “Estaba asustada y no sabía qué hacer. Estaba viendo televisión y cuando me paré a ir al baño una bala me dio”, relató la menor convaleciendo en casa de su madre. Por seguridad, tanto ella como sus allegados no quisieron ser identificados en cámara.

    Esta chica, de origen puertorriqueño, relató con voz entrecortada los momentos de terror que vivió tras el embate de plomo. “Me siento agradecida porque nada nunca me pasó”, agregó.

    Según la Policía tres hispanos y un afroamericano figuran como los sospechosos de la violencia armada que se generó en el sector.

    La boricua no fue la única que resultó afectada en el embate a tiros, sino que Cindy Varela, su esposo y la hija de ambos fueron testigos del suceso y pensaron que estaban heridos cuando se lanzaron al suelo del segundo nivel de su hogar.

    “Pa, pa, pa, pa… fue lo que escuchamos”, expresó la joven madre hondureña. “La bala entró por la ventana y rompió la cortina. Empecé a chequearles las manos a mi marido y a mi hija. Imagínate si la bala nos hubiese dado, nosotros que no nos metemos con nadie, solo trabajamos, es difícil”.

    Las autoridades evalúan imágenes de vigilancia de la zona, para poder dar con los sospechosos, pero hasta el momento no se han generado arrestos. Sin embargo la comunidad se muestra aterrorizada ante el desarrollo de la violencia en la zona.