“Solo reía”: niño con discapacidad fue sacado del cine

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Tensión en Puerto Rico tras inicio del residenciamiento
    Facebook/Jennifer Flury Daly

    Un mensaje en Facebook publicado por una madre de un niño con discapacidad se hizo viral luego de que contó que fueron sacados de un cine en medio de la película "Dumbo" porque la gente se quejó de cómo se reía el menor y los "ruidos" que hacía su pequeño de 3 años y medio.

    La madre y su familia viven en una ciudad al noroeste de Chicago y aunque recibió cientos de comentarios en apoyo, otros no fueron tan compasivos con lo que vivió.  Uno de sus hijos usa una silla de ruedas, sufre de un tipo de enanismo y además tiene una afección en la cervical, por lo que no camina y tiene afectada el habla.

    "Nunca he estado más enojada o llorado más de lo que me pasó anoche. Anoche llevé a los dos niños al teatro AMC en Lake in the Hills para ver la película de Dumbo. Kristopher ha estado pidiendo las últimas semanas para ir a ver esta película. Lo que uno puede no saber es que es una gran hazaña para mí poder realizar esta tarea", explica en su mensaje de Facebook, Jennifer Daly, tras el episodio ocurrido el viernes por la noche.

    La mujer indicó que "no es fácil con la bolsa de oxígeno y alimentación de Jonathan y solo llevarlo para poder ir y hacer esto. En un momento durante la película, Jonathan explotó en su risita dos veces, no más de 20 segundos cada una y se rió", dijo Daly sobre el incidente que detonó que fueran expulsados de la sala de cine.

    Ella dice que su hijo "estaba amando la película. No hace falta decir que 10 minutos después, una mujer que probablemente era la gerente vino a donde nos sentamos y me dijo que había una queja de ruido de un bebé llorando. La miré y le dije que no lloraba, se rió dos veces. Me dijeron que inmediatamente tenía que empacar para irme". Ella explicó que el niño manifiesta su alegría con esos sonidos. 

    Daly dice que no hubo una advertencia previa antes de que se les dijeran que debían salir de la función y que se le trató de recompensar tras la mala experiencia.

    La mujer relata que "cuando salimos de la película, estaba tan enojada que lloré y no creo haber llorado tanto en mucho tiempo. Miré a la mujer y le dije: ¿estás bromeando? No hizo absolutamente nada más que reír dos veces en una película para niños. Entonces ella dice: ¿puedes venir otro día para verla? La miré y le dije que trabajaba a tiempo completo. ¿Te das cuenta de lo que es un logro para mí poder llevar a mis hijos a ver esto?".

    Daly contó que la mujer le ofreció volverla entrar pero sentarlos en primera fila. "La miré y le dije que se diera cuenta de que el desafío de mi hijo es que no puede doblar el cuello hacia delante o girar la cabeza porque tiene problemas de columna cervical. Ese es el lugar más incómodo para él", le explicó a la gerente.

    La madre indicó que en vista de la situación la gerente le ofreció darles más palomitas y bebidas y acordaron que le devolvería el dinero que la madre gastó.  La gerente le ofreció incluso entrar a ver otra película: "La miré y le dije que tengo 2 niños pequeños, no tengo la menor idea de ver otra película y no quiero volver a experimentar lo que acabo de pasar".

    Daly explicó que al final recibió dio cupones para películas y el nombre, número de teléfono y correo electrónico de la gerente para que puediera ayudarle a ver una película de nuevo cuando mejor le funcione.

    "Jonathan es el niño más dulce... Estoy muy triste y enojada porque alguien puede ser tan cruel y expulsar a un niño por algo que no estaba justificado y sin verificación. Kristopher me miró y dijo que mamá, ¿por qué tuvimos que irnos? ¿Cómo les explicas a tu hijo que acabas de experimentar un tratamiento inadecuado y que fue francamente discriminado? ¿Cómo le dices que a veces las personas son simplemente horribles y dan vergüenza?"

    La madre dijo que quería que los encargados de los cines AMC se enteraran de lo ocurrido y asegurarse de que nunca esto le vuelva a pasar a nadie. Además dijo que no pensaba volver a visitar el establecimiento, aunque AMC informó que ella es bienvenida con sus hijos para que terminen de ver "Dumbo".

    Los responsables del cine indicaron al ser contactados que “no se permite el comportamiento perturbador durante una película. Una gerente de AMC recibió múltiples informes de los clientes sobre una interrupción continua. La gerente ofreció varias opciones, incluyendo reubicar a la familia y ofrecer un show privado. El cliente recibió un reembolso, pero rechazó todas las demás opciones ofrecidas".