Política, la Casa Blanca y el Congreso

Política, la Casa Blanca y el Congreso

Investigan si Flynn ayudó a obtener correos de Clinton

La investigación se centra en la presunta injerencia de Rusia en las elecciones de 2016.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Tensión en Puerto Rico tras inicio del residenciamiento
    EFE
    Foto de archivo. El exasesor de seguridad nacional Michael Flynn mientras ofrece una rueda de prensa en la Casa Blanca de Washington, Estados Unidos.

    El fiscal especial estadounidense que investiga la trama rusa, Robert Mueller, está analizando si el exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, estuvo implicado en una operación privada para obtener correos robados a Hillary Clinton por parte de "hackers" rusos, informó el viernes The Wall Street Journal.

    El diario, que cita fuentes cercanas al asunto, señala que el activista republicano Peter W. Smith buscó a unos piratas informáticos que creía habían robado unos correos borrados del servidor de la excandidata presidencial y citó a Flynn como un "aliado" en este sentido al comunicarse con sus compañeros.

    Los fiscales de Mueller, quien investiga desde mayo la presunta injerencia del Kremlin en las elecciones de 2016, intentan determinar a través de entrevistas y otras informaciones qué implicación tuvo Flynn en esos esfuerzos de Smith, y si su hijo y su empresa jugaron también algún papel en ellos.

    En los últimos meses de la campaña presidencial, Smith, que declaró su independencia respecto de la misma, contactó con cinco grupos de piratas informáticos, dos de ellos rusos, que aseguraban haber conseguido unos 33.000 correos electrónicos personales de Hillary Clinton.

    El activista creía que los correos contendrían detalles dañinos sobre la implicación de la rival de Trump en los ataques terroristas en Bengasi de 2012 y sobre su trabajo con la Fundación Clinton, aunque no hay pruebas de que su servidor fuese "hackeado".

    Smith afirmó en un documento que algunos funcionarios de campaña de Trump se coordinaron con él para obtener esos correos, como el exestratega jefe de la Casa Blanca, Steve Bannon, o la consejera presidencial Kellyanne Conway, un extremo que ambos negaron en su momento.

    Funcionarios estadounidenses señalaron al diario que los fiscales han examinado informes de agencias de inteligencia que describen conversaciones de piratas rusos sobre cómo obtener e-mails del servidor de Clinton y transmitirlos a Flynn utilizando un intermediario.

    Los investigadores también intentan determinar si Smith o alguien que trabajara con él pagó a los piratas informáticos por esos e-mails de Clinton, algo que él mismo negó unos días antes de quitarse la vida el pasado 14 de mayo, a los 81 años.

    En una entrevista al Journal, el republicano dijo que no pudo comprobar si los correos de los piratas eran genuinos, por lo que no se los compró y les animó a dárselos a WikiLeaks.

    La web publicó unos e-mails que, según funcionarios de inteligencia, habían sido robados al Comité Democrático Nacional y al jefe de campaña de Clinton.

    General condecorado y exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Flynn asesoró a Trump en política exterior durante la campaña y una vez en la Casa Blanca fue su primer y efímero asesor de Seguridad Nacional.