Trabajadores de Disney encuentran paz haciendo yoga en el castillo de Cenicienta

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Trabajadores de Disney encuentran paz haciendo yoga en el castillo de Cenicienta
    Daniel Macht
    Las nubes pasando detrás del Castillo de Cenicienta en Magic Kingdom, en el parque temático Walt Disney, en Orlando, Florida.

    Llegan antes del amanecer, con sus mantas de yoga en la mano y se dirigen hacia el Castillo de Cenicienta, tres horas antes de que se abra el Reino Mágico de Disney.

    El parque temático más concurrido del mundo se convierte a ratos en un estudio de yoga, ya que más de 1,000 miembros del elenco de Disney toman una clase gratuita de 45 minutos como parte del programa de bienestar de la compañía.

    Detrás de ellos, Main Street USA estaba casi desierta. Sin filas de personas para entrar a los ride. No hay cochecitos que esquivar en medio de la calle. Ningún vendedor de globos gigantes. Solo el más puro silencio.

    "Esto es como de la noche al día", dijo Erica Zeyn, de 22 años, una miembro del elenco de Orlando, que compara la escena serena con las multitudes y los ruidos típicos del parque.

    En lugar de las canciones habituales de los parques temáticos, se escuchaba música instrumental Zen cuando los miembros del elenco hacian en el piso sus ejercicios de estiramiento, formando un circuito completo alrededor del castillo, más allá de la famosa estatua de Walt Disney.

    "¿En qué lugar otro lugar tan mágico podrías estar haciendo (yoga)?" advirtió Daniel Chang, joven de 23 años residente en Orlando, y anfitrión del spa del Grand Floridian Resort.

    Mientras el sol se alzaba sobre el castillo, el cielo se tornaba de un rosa pálido tenue que en el fondo azul dejaba ver la escena cual mágica postal. El parque estaba tan silencioso, que solo destacaban los patos graznando sobre sus cabezas. Era exactamente el solsticio de verano, el día más largo del año.

    "Siéntanse fuertes y poderosos para comenzar el día", les dijo el instructor Adam Brady, parado en el escenario generalmente reservado para Mickey Mouse. Asegúrense de respirar, les recordó Brady.

    "Esta es una buena manera de energizarse en la mañana", dijo la otra maestra de yoga, Dana Brady, cuyas instrucciones fueron: "Disneyfied volteen sus cuerpos y miren hacia Tomorrowland".

    Al menos un miembro del elenco había trabajado el turno de noche cuidando la vida silvestre en el Animal Kingdom Lodge y luego se dirigió directamente a la sesión de yoga que comenzó a las 6 de la mañana.

    Mientras una mujer hacía sus poses sin quitarse las orejas rosas de ratón.

    Esta fue la tercera clase gratuita anual que Disney ofreció en Magic Kingdom para alentar a los miembros del elenco a estar saludables.

    Este es el primer verano de Zeyn trabajando en Disney, y para las 7 de la mañana, la temperatura ya se acercaba a los 80 grados. Ella debe mantener su disposición feliz incluso en la humedad mientras trabaja en Pandora - El mundo de Avatar, donde las líneas son largas y el parque siempre está lleno de personas.

    "El yoga ayuda", dice ella. "Me ayudará a mantener el equilibrio en mi centro", dijo Zeyn, quien se despertó a las 3:30 a.m. para asistir a la clase. "Esta fue la cosa más tranquila de mi semana".