Esteban Santiago: ataque fue en nombre de ISIS

Acusado de tiroteo en aeropuerto de Fort Lauderdale no tendrá fianza

Esteban Santiago admitió a los oficiales del FBI y del sheriff que había planeado el ataque y contó los acontecimientos del 6 de enero. (Publicado martes 17 de enero de 2017)

El hombre sospechoso de disparar mortalmente a cinco personas y herir a otras seis en el aeropuerto internacional de Fort Lauderdale-Hollywood a principios de este mes permanecerá tras las rejas hasta que comience su juicio.

Una audiencia tuvo lugar este martes por la mañana en Fort Lauderdale para determinar si Esteban Santiago, de 26 años, podría ser puesto en libertad bajo fianza.

Los fiscales dijeron que quieren que Santiago sea detenido hasta el juicio.

Según los fiscales, Santiago admitió a los oficiales del FBI y del sheriff que había planeado el ataque y contó los acontecimientos de ese día. Después de decir inicialmente que era debido al control de su mente por el gobierno, Santiago cambió su historia y dijo que era debido a ISIS y a los chats en internet que él visitó.

"Él ha admitido a todos los hechos con respecto a los terribles y trágicos acontecimientos del 6 de enero", dijo el fiscal adjunto Rick Del Toro. "Éstas eran víctimas vulnerables a las que derribó metódicamente".

El Estado Islámico no ha reivindicado el tiroteo y el FBI investiga si esta confesión tiene alguna validez. Hasta ahora no se ha determinado cuáles fueron los motivos que le llevaron a disparar a los pasajeros que se encontraban en una de las salas de recogida de equipajes del aeropuerto y los responsables de la investigación no han descartado que fuera un acto terrorista.

Santiago podría ser condenado a muerte si fuera declarado culpable de violencia en el aeropuerto federal y de cargos por el uso armas de fuego que resultaron en muerte. Es acusado de un tiroteo el 6 de enero en la zona de recogida de equipaje de la Terminal 2, que permaneció cerrada casi una semana después del incidente.

El FBI dice que después de que Santiago voló de Anchorage, Alaska, a Fort Lauderdale, sacó una pistola de 9mm de una caja de armas controlada, la cargó en un baño y salió disparando. 

"Debemos parar de llamarlo pistolero cuando es un asesino", dijo el Sheriff de Broward, Scott Israel.

Las declaraciones de Israel se produjeron durante una reunión la tarde de este martes, para abordar la seguridad de los aeropuertos, las leyes de armas y las formas de prevenir ataques futuros.

En la reunión participó también la congresista por Florida, Debbie Wasserman Schultz.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS