Surge preocupación por demolición de planta de carbón en Pilsen

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Surge preocupación por demolición de planta de carbón en Chicago

    Aseguran que la presunta contaminación no se limita al perímetro.

    (Publicado martes 20 de agosto de 2019)

    Los vecinos de Pilsen y la Villita están preocupados por las consecuencias al medio ambiente que podría tener la demolición de una planta de carbón y por eso, el martes se llevó acabo una reunión informativa.

    Los organizadores indicaron que nunca en la historia de la cuidad ni del estado se demolió una planta de estas características que contiene, entre otras cosas, polvo de carbón. Además, según ellos, contiene otros posibles contaminantes como asbesto y mercurio.

    Para asegurar que este proceso se realice de manera segura para los vecinos, se realizó la tarde del martes una reunión informativa, la cual una vecina, Cindy Reyes, dice que vive a pocas cuadras de la planta y que exige que el proceso no perjudique la salud de sus familiares.

    “La demolición de la planta de carbón y los tipos de camiones que van a entrar en la vecindad y también sus impactos que van a traer y pues como van a afectar el aire porque nosotros somos los que respiramos ese aire”, expresó Reyes.

     Los organizadores indicaron que la planta tiene más de 100 años de antigüedad y que sirvió para generar energía en momentos cuando la compañía Edison se estableció en la ciudad.

    Aseguran que la presunta contaminación que habría en el interior de la fábrica no se limita al perímetro, y les habían sugerido en una reunión de hace dos semanas que los vecinos deberían quedarse en sus casas con las ventanas cerradas cuando ocurriera la demolición.

    “Eso obviamente no es posible para una comunidad, entonces lo que nosotros sugerimos es que a los residentes también comiencen a abogar por sí mismos tomando fotos y comentando lo que está pasando especialmente los residentes que viven cerca”, dijo una organizadora comunitaria Edith Tovar.

    Manuel Aguilera dice que ha vivido en el barrio hace 30 años y asegura que también está preocupado.

    “Es importante porque pues estamos muy cerca del lugar y de las escuelas de los niños que atiende a clases”,  él dijo.

    La agencia ambiental de Illinois solicitó a la empresa a cargo de la demolición que se coloquen monitores de calidad de aire. También se informó que esa decisión está “bajo estudio”.

    En tanto, el departamento de Salud Pública de Chicago informó a través de un vocero que harán inspecciones semanales con el objeto de asegurar a los vecinos calidad en el proceso.

    ¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter y haz click aquí para descargar la aplicación de Telemundo Chicago completamente gratis. Donde quieras. Cuando quieras.