"Bancarrota para CPS" aseguran republicanos es la solución

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Bancarrota para CPS" aseguran republicanos es la solución

    Miembros del partido republicano de Illinois han hecho un llamado para tomar control de las Escuelas Públicas de Chicago ante la crisis presupuestaria que atraviesa y un déficit de casi mil millones de dólares. (Publicado jueves 21 de enero de 2016)

    Respaldados por el gobernador, Bruce Rauner, miembros del partido republicano de Illinois han hecho un llamado para tomar control de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS), ante la crisis presupuestaria que atraviesa y un déficit de casi mil millones de dólares que podría ocasionar el despido de miles de maestros y una posible huelga en cuestión de meses.

    Christine Radogno, líder de los republicanos en el Senado de Illinois, calificó el plan como un “salvavidas” para CPS.

    La propuesta de inmediato fue rechazada por los demócratas.

    La legislación presentada hoy en la capital del estado, le daría a la Junta de Educación de Illinois control sobre el tercer distrito escolar más grande de los Estados Unidos.

    Los republicanos también presentaron un plan que da como opción declarar a CPS y a la Ciudad de Chicago en bancarrota en las próximas semanas, pero fueron escuetos en ofrecer detalles específicos.

    “Lo que proponemos le “salvaría la vida” a CPS, dijo Radongo. “ No es una decisión que hemos tomado a la ligera, el historial y déficit financiero de la ciudad de Chicago y su sistema de educación pública es abismal". 

    "Creemos que los contribuyentes de Illinois y los niños de las escuelas de Chicago, se merecen algo mejor", dijo Jim Durkin, líder de la minoría en la Cámara de Representantes.

    "El objetivo aquí es proporcionar las herramientas para enderezar el barco. Quiero enfatizar que esto no es un rescate financiero para CPS."

    "Los contribuyentes del estado no deben hacerse responsable de malas decisiones históricamente hechas por los políticos de Chicago”.

    El plan propone que sea el superintendente de educación estatal - elegido por el gobernador- el que nombre a los miembros de una autoridad independiente para reemplazar la actual junta escolar de Chicago elegida por el alcalde.

    "Esto no va a suceder", dijo el presidente del Senado, John Cullerton el cual dijo que la propuesta es una cortina de humo a otros problemas del estado. 

    Un portavoz del alcalde de Chicago dijo que Emanuel se opone "100 por ciento al plan del gobernador Rauner" y acusó a los republicanos de "tratar desesperadamente de distraer la atención de sus propios fracasos."

    Por medio de un comunicado de prensa, el Sindicato de Maestros de Chicago dijo que el plan propuesto es un ejemplo de la torpeza del gobernador Rauner a la hora de intentar liderar y añadieron que el plan no sirve para nada, máximo cuando el gobierno estatal ha sido incapaz de asumir responsabilidad de su propio presupuesto.