Alcalde declara a Chicago ‘zona libre de Trump'

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El alcalde Rahm Emanuel fue invitado al programa “The Late Show” con Stepehn Colbert la noche del lunes y declaró Chicago “zona libre de Trump”.

    Fue la primera vez que el alcalde aparece como invitado en ese popular programa desde que el comediante Colbert tomara las riendas tras la salida de David Lettterman en 2015.

    Joven 'soñadora' espera ansiosa la decisión sobre el futuro

    Joven 'soñadora' espera ansiosa la decisión sobre el futuro

    En las últimas semanas, hemos visto un gran impulso a nivel nacional para que el congreso apruebe el Dream Act antes de fin de año. Una "soñadora"  no pierde la esperanza y quiere seguir ayudando a su comunidad.

    (Publicado lunes 11 de diciembre de 2017)

    Aprovechó la oportunidad para escalar sus críticas hacia Trump, sobre todo en lo que se refiere a la política de inmigración del ex magnate.

    “Nuestro lema es: Una ciudad en la que (Trump) nunca va a dormir. No es bienvenido”, dijo el alcalde a inicio del segmento.

    Colbert cuestionó la aplicación de esa regla, sobre todo en una ciudad en la que un hotel lleva el nombre del presidente.

    El alcalde respondió haciendo un recuento de las maneras como su administración se opone a Trump.

    Mencionó el acceso gratuito de estudiantes a los colegios comunitarios incluyendo los “soñadores” que mantenga un bueno promedio en la preparatoria y la demanda contra la Agencia de Protección Ambiental debido a que la empresa U.S Steel arroja desperdicios tóxicos al Lago Michigan, así como la adopción de una política sobre el cambio climático por parte de alcaldes de todo el mudo que participaron en una reciente cumbre en Chicago.

    Emanuel indicó que Chicago va en una dirección contraria a la que va el mandatario, por eso quiere que sea una “zona libre de Trump”.

    Colbert cuestionó la política de “ciudad santuario” que se aplica a las jurisdicciones que no detienen a los indocumentados arrestados por cargos que no están relacionados a su estatus migratorio para entregarlos a las autoridades de inmigración para su posible deportación.

    “El Departamento de Policía de Chicago no debe aplicar las leyes de inmigración de Estados Unidos”, respondió el alcalde. “Esa función le corresponde al gobierno federal".

    Añadió que la estricta aplicación de las leyes de inmigración podría ser contraproducente para su trabajo de “construir relaciones entre el departamento de policía y las comunidades”, indicó el alcalde.