MAYWOOD

“No más”: madre suplica a policías que dejen de golpear y darle descargas con taser a su hijo

La oficina del sheriff afirmó que la investigación continúa en curso, y una vez sea concluida van a referir el caso a la fiscalía del condado de Los Ángeles.

Telemundo

LOS ÁNGELES, California - Una familia en Maywood asegura que llamó a la Oficina del Sheriff de Los Ángeles para pedirle ayuda con la crisis de salud mental de su hijo pero, dicen, los agentes respondieron golpeándolo y propinándole descargas con una pistola eléctrica hasta presuntamente provocarle la muerte.

La Oficina afirmó que la investigación continúa en curso y una vez concluya referirán el caso a la Fiscalía del condado de Los Ángeles que estará a cargo de determinar si los oficiales involucrados podrían enfrentar cargos criminales.

En un video del incidente, grabado con el celular de un familiar, se escucha a la madre de Eric Briceño, de 39 años, pidiéndole a los oficiales que dejen de pegarle. La mamá incluso trata de intervenir mientras sujetan al hijo en el piso en una habitación de su hogar en Maywood, pero un agente del sheriff le advierte que se mueva.

“Todos estaban arriba de él, de su espalda y él gritaba ‘no más’, decía ‘I can’t breath’”, dijo Blanca Briceños, madre de la víctima.

Cinco agentes del sheriff, asegura la madre de Briceño, continuaron la presunta agresión el pasado 16 de marzo, a pesar de pedirles que pararan. “Mi hijo estaba todo lleno de sangre y ellos golpeándolo con patadas y descargas eléctricas, solo se escuchaba el sonido de las [descargas]”, señaló Briceño.

La familia relató que los oficiales los obligaron a salir de su casa, pero segundos antes, la madre de Briceño afirmó que una oficial presuntamente le puso la rodilla sobre el cuello a su hijo.

Desató una persecución cuando se negó a firmar una multa y cuando la atraparon, ofreció resistencia.

“Y con el brazo [la agente] le estaba pegando en la cabeza, y en la cara, [la víctima estaba] todo lleno de sangre. ¿Por qué le pegas? Ya está muerto”, dijo la madre de la víctima.

El hombre de 39 años que padecía de esquizofrenia falleció ocho minutos después de llegar al hospital. La autopsia del médico forense también reveló que murió por homicidio.

“Le quitaron la habilidad de respirar usando, descargas eléctricas, que pararon su corazón”, dijo Ricardo Samuel, abogado de la familia.

Al menos un oficial será acusado por la muerte, ocurrida hace seis meses.

El informe del médico forense además reveló que Briceño recibió ocho descargas con una pistola eléctrica en la espalda, provocándole ampollas.  

La familia asegura que había pedido ayuda previamente al sheriff porque Eric tenía problemas de drogadicción y agredió fisicamente a su padre el día del incidente.

“[El incidente fue] un crimen brutal. Lo trataron peor que un perro, peor que un animal”, dijo la madre de la víctima.

El hombre se encuentra en la cárcel sin derecho a fianza por unas órdenes pendientes.

La familia presentó un reclamo legal y le pide a la Fiscalía que le imputen cargos criminales a los agentes involucrados. “¡Quiero justicia! Mi hijo no merecía morir así, el era una persona enferma, quería ayuda y merecía vivir”, agregó Briceño.

La oficina del sheriff del condado de Los Ángeles no comentó sobre el caso hasta que concluya la investigación. Mientras tanto, la Fiscalía señaló que está a la espera de recibir la evidencia para iniciar las indagaciones pertinentes.

Contáctanos