Anuncios antiislámicos desatan polémica

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Tensión en Puerto Rico tras inicio del residenciamiento
    NBC Bay Area
    El anuncio incluye una foto de Adolf Hitler y un Gran Mufti de Jerusalém.

    Unos anuncios en el sistema de autobuses de San Francisco MUNI han desatado la polémica y quejas por parte de los usuaros ya que contienen mensajes antiislámicos que incluyen con alusión al nazismo.

    Los anuncios son pagados por el grupo American Freedom Defense Initiative, que se dedica a “luchar iniciativas específicas de la supremacía islamista”, según su portal.

    “Nuestro objetivo es ir a la ofensiva cuando las acciones, legales, académicas, legislativas, culturales, sociológicas y políticas son tomada para desmantelar nuestras libertades y valores, básicos”, según indica su portal”, expresó la organización en su portal.

    [Relacionado: Piratean el Twitter del Comando Central]

    El grupo es liderado por Pamela Geller, escritora y activista conocida por sus críticas al Islam. Desde el 2010 han propagado anuncios a favor de los que ellos llaman libertad religiosa e individual.

    Pero los anuncios que se han sido vistos recientemente en el los autobuses de San Francisco han ofendido a algunos residentes ya que hablan sobre el odio del islam hacia los judíos.
    Uno de los anuncios lee:

    “Islamic Jew-Hatred: It’s in the Quran. Two-thirds of all U.S. aid goes to Islamic countries. Stop the hate. End all aid to Islamic countries". ("El odio islámico hacia los judíos: está escrito en el Corán. Dos tercios de ayuda de Estados Unidos va hacia países islámicos. Detén el odio. Pon fin a la ayuda a países islámicos".)

    [Relacionado: Lila, la perrita que sobrevivió la masacre en París]

    El anuncio incluye una foto de Adolf Hitler y un hombre que según el grupo es un líder del Islam pero en realidad es el Gran Mufti de Jerusalém durante la Segunda Guerra Mundial. Este es un título que se aplica a los intérpretes de la ley islámica o Sharia, reportó NBC Bay Area.

    La agencia de transporte dijo a NBC Bay Area que no están de acuerdo con el mensaje pero no pueden oponerse a tenerlos en los autobuses porque iría en contra de la libertad de expresión y la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, lo que podría culminar en una demanda.