Inyecciones ilegales arruinaron su rostro

A sus 34 años Sarah Rogers no estaba conforme con su imagen y acudió a un desconocido para que le inyectara el rostro. Todo terminó en pesadilla.

0 fotos y videos
Contáctanos