Dos horas de campanadas para recibir al Papa

Alrededor de 25 campanas de la Catedral Metropolitana sonarán apenas el Pontífice aterricé en México

catedral-metropolitana-ciudad-mexico

Las campanas de la Catedral Metropolitana tañerán al menos dos horas para darle la bienvenida al papa Francisco apenas éste aterricé en la Ciudad de México y dejarán de sonar hasta que el pontifice llegue a la sede la Nunciatura Apostólica, ubicada en el sur de la capital mexicana.

La titánica labor prevista para el 13 de febrero estará a cargo de un grupo de 50 campaneros, que trabajarán en relevos para garantizar que el sonido sea constante y adecuado.

Ramón Parral, diácono y Campanero Mayor de la Catedral con 20 años de experiencia en ese recinto, dijo que cuando el papa se encamine hacia el Centro de la Ciudad -donde se ubica el inmueble colonial-, harán sonar el llamado "Toque Francisco" que será un repique solemne y constante.

Para ello, usarán solo 25 de las 35 campanas que hay en la Catedral Metropolitana, ya que el resto están rajadas y no es conveniente utilizarlas porque podría haber riesgos. Tampoco es posible repararlas porque podría cambiarle el sonido.

Entre las que sí serán tañidas está la Campana Mayor, llamada Santa María de Guadalupe, de 13 toneladas y que se ubica en el campanario poniente.

Otra de las que se sumarán al toque solemne, es la campana Santa María de la Asunción, conocida como “Doña María”, de siete toneladas de peso y que fue elaborada en 1578.

Esto no sólo es sorprendente, sino que se repite. Algunas de las campanas que hay en la Catedral Metropolitana tienen más de 500 años de antigüedad y fueron elaboradas para la primera sede religiosa en la capital de la Nueva España.

En el toque se usarán la campana San José, conocida como “La Ronca” por su sonido grave, de más de cuatro toneladas y que también data de 1578; así como la campana Nuestra Señora de los Ángeles, de tres toneladas y fechada en 1616.

Aunque el proyecto inicial contemplaba que la catedral tuviera 90 campanas, solo fueron subidas 45 porque el tiempo y el hundimiento de la ciudad generaron problemas que resultaron difíciles de resolver.

Sin embargo, las 25 campanas que aún suenan son más que suficientes para alegrar y enmarcar los diferentes rituales litúrgicos de Catedral.

De acuerdo con Parral, en la Catedral hay tres tipos de campana: las fijas, que requieren de una cuerda para mover el badajo que las tañe; las de esquila, que giran 360 grados para tocar, y las de martillo, utilizadas para interpretar melodías.

Contáctanos