Dice que su bebé nació muerto pero la acusan de asesinato capital