Se entrega el presunto “monstruo” de Salma Hayek