La catástrofe después de las lluvias: muerte y destrucción