La AR-15: varias masacres, una misma arma