¡Brrrr! Las jornadas inaugurales más frías de los White Sox