Donald Trump

CNBC: las crecientes posibilidades de triunfo de Trump ya impactan los mercados financieros

Expertos afirman que Trump podría apoyar a sectores bancarios, de apuestas y de tecnología.

GETTY IMAGES

Los mercados financieros están lentamente empezando a absorber la posibilidad de que lo que alguna vez fue una campaña electoral presidencial volátil haya dado un giro notable.

Si bien aún puede resultar una exageración calificar el debate del 27 de junio entre el presidente Joe Biden y el expresidente Donald Trump como un momento decisivo, la actuación vacilante y murmurante del presente mandatario ha cambiado las opiniones sobre hacia dónde se dirige la carrera.

Tanto en los datos de las encuestas como en el mercado de predicciones, el republicano se ha convertido en un favorito, con un aumento de un dígito medio en varias encuestas recientes, con el espectro persistente de que Biden ni siquiera será el candidato de su partido en noviembre.

Eso ha puesto a los inversores a analizar cómo la presidencia de Trump sería perjudicial desde un punto de vista económico y de mercado.

"A medida que las cifras de Trump aumentaron a principios de la semana (pasada), la gente comenzó a especular que una victoria de Trump significaría un poco más de inflación a mediano y largo plazo, una economía potencialmente más lenta, razón por la cual la curva de rendimiento se hizo un poco más pronunciada, y que por eso los bonos a más largo plazo sufrieron un poco de presión a principios de semana", dijo Mark Malek, director de inversiones de Siebert AdvisorNXT.

"Vamos a estar atentos a eso, porque todavía no hay una dirección definitiva, pero sentimos que el mercado está empezando a intentar resolver esas cosas", añadió.

La reacción del mercado de valores ha sido bastante benigna hasta ahora: el S&P 500 ha seguido escalando niveles récord, aunque gradualmente, y ha subido aproximadamente un 1.5% desde el último cierre antes del debate.

Sin embargo, el mercado de obligaciones ha reaccionado un poco más. El rendimiento de referencia del Tesoro a 10 años ha disminuido gradualmente y, quizás lo más importante, se ha movido aún más por debajo del bono a 2 años.

El fenómeno, conocido como curva de rendimiento invertida, ha sido un predictor casi infalible de recesiones, aunque la inversión actual comenzó en julio de 2022 y no ha habido una recesión oficial desde entonces.

La inversión se ha acentuado en los últimos días, cuando Trump ha mostrado un repunte en las encuestas después del debate, lo que indica recelos sobre las perspectivas de la economía.

IMPEDIMENTOS PARA UNA SEGUNDA PRESIDENCIA DE TRUMP

Otra reacción del mercado respecto de una posible victoria de Trump, según la medición realizada por el principal estratega de inversiones del Bank of America, Michael Hartnett: los ganadores fueron la volatilidad de las tasas, las apuestas que se benefician a medida que la curva de rendimiento se inclina, los bancos y la tecnología.

Los perdedores han sido los bonos a más largo plazo, los constructores de viviendas, las acciones de energías renovables y las monedas de los mercados emergentes.

Hartnett también señaló que las probabilidades de que los republicanos liderados por Trump arrasen en la Casa Blanca y en ambas cámaras del Congreso han aumentado al 36%.

Sin embargo, la primera presidencia de Trump y parte de su retórica de campaña han llevado a conjeturas sobre lo que podría venir.

"La extensión de los recortes de impuestos de 2017 y la posible agenda desrreguladora del expresidente Trump están empezando a tener un precio en el mercado", dijo en una nota Ed Mills, analista de políticas de Washington de Raymond James. "Esto favorece particularmente al sector financiero y habrá expectativas de más aprobación de fusiones y adquisiciones durante la presidencia de Trump. También se debe seguir de cerca la posibilidad de políticas más inflacionarias".

Fustiga al presidente Biden por las muertes en la pandemia y la obligatoriedad de las vacunas.

La inflación ha sido un problema importante para Biden, ya que el índice de precios al consumidor ha aumentado más del 19% durante su mandato, en comparación con menos del 8% durante el gobierno de Trump.

Pero fue el tambaleante desempeño del presidente en el debate lo que sacó a relucir los cuchillos, y algunos demócratas del Congreso y medios de comunicación tradicionales como The New York Times le pidieron que se retirara de la contienda.

PredictIt, un mercado de predicciones ampliamente observado aunque poco comercializado, situaba las posibilidades de victoria de Trump en torno al 59% hasta el lunes por la tarde.

Sin embargo, en un cambio, las declaraciones desafiantes de Biden de que permanecería en la carrera provocaron un cambio en el sitio de apuestas, dándole un 29% de posibilidades de victoria en comparación con el 15% de la vicepresidenta Kamala Harris. En los últimos días, se había especulado mucho sobre que Harris podría sustituir a Biden en la boleta electoral, y ella había superado sus posibilidades de ser la nominada antes de que eso cambiara el lunes.

PredictIt, sin embargo, ahora le da a Biden un 56% de posibilidades de ser el candidato demócrata, mientras que Harris cae 12 puntos a solo el 31%.

Chris Krueger, estratega de TD Cowen en Washington, llamó esta semana el "guantelete de Biden", ya que será crucial para su viabilidad como candidato.

"Biden sigue siendo el presunto nominado… por el momento", escribió Krueger, y agregó que la entrevista del presidente el viernes con George Stephanopoulos de ABC fue "lo suficientemente buena para permanecer en la carrera, pero no lo suficientemente buena para aliviar las preocupaciones sobre la agudeza (del presidente)".

Sarah Min contribuyó con este artículo.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Jeff Con para nuestra cadena hermana CNBC.com. Para más de CNBC entra aquí.

Contáctanos