Salón de la Fama del Béisbol

Ozzie Guillén: Minnie Miñoso es “nuestro Jackie Robinson”

El afamado “Cometa Cubano”, quien se convirtió en el primer jugador negro de los White Sox, fue incluido al Salón de la Fama del Béisbol Nacional.

Minnie Minoso
GETTY IMAGES

Minnie Miñoso es una vez más la comidilla del béisbol tras ser incluido en el Salón de la Fama del Béisbol Nacional.

Desafortunadamente, “Mr. White Sox” no tendrá la oportunidad de poner en contexto completo la profundidad de su legado como pionero del juego de béisbol. Pero este domingo, Ozzie Guillén no se anduvo con rodeos al comparar su legado con el de la figura más importante del béisbol.

“Él es nuestro Jackie Robinson, sí lo es”, dijo Guillén en el programa previo al juego de los White Sox de NBC Sports Chicago.

Como descendiente de habla hispana de quien, según el Salón de la Fama, es el “primer jugador latino de piel oscura reconocido en la historia de AL/NL”, Guillén habló sobre cómo imaginó lo que sería para el “Cometa Cubano” comenzar su carrera en 1951, cuatro años después de que Robinson rompiera la barrera del color.

“Mucha gente habla de Jackie, pero Jackie [podía] hablar inglés, Jackie fue a escuelas [de habla inglesa]”, comentó Guillén. “Minnie Miñoso vino de otro país... pero tenía una cosa en mente: ser beisbolista”.

Estas importantes dimensiones se han pasado por alto durante mucho tiempo, ya que Miñoso cayó en varias papeletas para el Salón de la Fama con votantes que podrían haber comparado su impacto con jugadores que ganaron más (como Robinson y Roberto Clemente), y podría haber limitado su legado a acrobacias como jugar en Juegos de Grandes Ligas en cinco décadas diferentes, incluida su última temporada a la edad de 56 años.

En 1983, el número nueve de Miñoso fue retirado por los White Sox. También fue el número de Ozzie Guillén durante toda su carrera profesional hasta que llegó a las mayores y se vio obligado a cambiarlo.

Si bien Miñoso merece su admisión por lo que hizo en el campo, Guillén afirmó que su impacto fue aún mayor fuera de él.

“Los fanáticos de los White Sox lo amaban, la gente del béisbol lo ama, el respeto que le tienen”, sostuvo Guillén. “Minnie, descansa en paz, tuvo la mejor vida que cualquiera podría tener”.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por NBC Sports Chicago Staff para NBCSports.com. Para más de NBC Sports Chicago entra aquí. Para más del podcast White Sox Talk entra aquí.

Contáctanos