"Sewol": Aumenta número de muertos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Foto/Getty Images

    MOKPO (Corea del Sur) -- Los temores por la suerte de 289 pasajeros desaparecidos en el hundimiento de un transbordador en Corea del Sur aumentaron el jueves al transcurrir 24 horas de los hechos.

    Un oficial del Servicio Guardacostas dijo que la cifra de fallecidos confirmados asciende a siete, pero que se espera que aumente significativamente porque los desaparecidos llevan más de 24 horas atrapados en el barco o en aguas muy frías.

    En el barco iban 475 personas, en su mayoría estudiantes de secundaria en un viaje de la escuela, y los padres se han reunido en el recinto cerca de Seúl y en Mokpo, en el sur del país, no muy lejos desde donde el transbordador se hundió.

    Buzos, helicópteros y embarcaciones seguían el jueves las labores de búsqueda de sobrevivientes, pero la gran cantidad de desaparecidos -posiblemente atrapados en el barco o flotando en el agua- han hecho aumentar los temores de que el saldo de fallecidos aumente.

    Video: "Sewol": Aumenta número de muertos

    Video: "Sewol": Aumenta número de muertos
    (Publicado viernes 15 de agosto de 2014)

    Cho Man-yong, portavoz de los guardacostas, dijo el jueves por la mañana que los rescatistas de una embarcación habían hallado otro cuerpo flotando en el agua, lo que hizo subir a siete la cifra oficial de muertos. No se supo de inmediato si la víctima era hombre o mujer.

    Todavía se desconocen las razones del hundimiento, pero oficiales de los guardacostas estaban entrevistando al capitán y la tripulación. El Sewol, una embarcación de 480 pies de eslora con capacidad para más de 900 personas, zarpó el martes de Incheon, en el noroeste de Corea del Sur, en un viaje de 14 horas hasta la isla turística de Jeju.

    El barco estaba a tres horas de llegar a su destino cuando envió un mensaje de auxilio de que estaba escorando, según el Ministerio de Seguridad y Administración Pública.

    El pasajero Kim Seong-mok dijo a la televisora YTN que después de desayunar sintió que el barco escoraba y después chocaba con algo. Agregó que estaba seguro que había muchas personas atrapadas dentro del barco porque el agua entró con mucha fuerza y les impidió llegar a las salidas de emergencia.

    Koo dijo que muchas personas quedaron atrapadas porque las ventanas son demasiado duras para romperlas.

    "El rescate no se hizo bien. Todos teníamos chalecos salvavidas, tuvimos tiempo", dijo Koo, quien estaba en un viaje de negocios con un colega de trabajo, desde su cama de hospital en Mokpo, la ciudad más cercana a donde ocurrió el accidente, donde lo trataban por lesiones menores. "Si la gente hubiera saltado al agua... los hubieran podido rescatar. Pero nos dijeron que no saliéramos".

    Oh Yong-seok, de 58 años y tripulante del barco que escapó con varios otros, entre ellos el capitán, dijo a The Associated Press que la fuerte inclinación del barco dificulta las labores de rescate.

    "No podíamos dar un paso. La inclinación era mucha", dijo Oh.

    El barco escorado está un poco al norte de la isla Byeongpung, no muy lejos de tierra firme y a unas 290 millas de Seúl.

    "No podemos darnos por vencidos", dijo la presidenta surcoreana Park Geun-hye tras una sesión de información en Seúl. "Tenemos que hacer todo lo posible por rescatar aunque sea a un solo pasajero".

    Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca, dijo que Estados Unidos y su Séptima Flota estaban listos para ayudar y que el barco USS Bonhomme Richard estaba en la región.

    El último accidente grave de un transbordador en Corea del Sur fue en 1993, cuando murieron 292 personas.

    La televisión transmitió el miércoles imágenes del Sewol mientras los pasajeros se lanzaban al agua o eran rescatados por helicópteros. Por lo menos 87 embarcaciones y 187 aviones operaban alrededor del barco escorado.

    La temperatura del agua en la zona era de unos 54 grados Fahrenheit, lo suficiente como para provocar hipotermia en una hora y media, según un funcionario de manejo de emergencias que habló a condición de no ser identificado porque no estaba autorizado a hablar con los medios.

    Los sobrevivientes -empapado en agua y muchos sin zapatos- fueron trasladados a la cercana isla Jindo, donde equipos médicos los envolvieron en frazadas rosa y los revisaron antes de llevarlos a un enorme gimnasio.

    A medida que las labores de búsqueda se prolongaban, familiares de los desaparecidos se reunieron en un muelle cercano, donde algunos lloraban y otros se abrazaban.

    Hubo gritos fuertes cuando el primer ministro Chung Hong-won visitó el refugio donde los familiares de los desaparecidos esperaban noticias. Algunos gritaron que el gobierno debió haber enviado más buzos.

    Del total de desaparecidos, hay 325 alumnos y 15 maestros de la escuela secundaria Danwon en Ansan, una ciudad cerca de Seúl.