Extienden beneficios por desempleo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    WASHINGTON - El Senado estadounidense aprobó un proyecto de ley para extender los beneficios por desempleo de larga duración durante cinco meses, que debe ser respaldado ahora por la Cámara de Representantes, cuya voto a favor no está del todo claro. La votación final en el pleno del Senado fue de 59-38, con varios apoyos provenientes de la bancada republicana, que previsiblemente presionará al líder de la mayoría en la Cámara baja, el conservador John Boehner, para que la legislación llegue a buen puerto. Los demócratas necesitaban sólo una mayoría simple para la aprobación de la ley, tras haber pasado la semana pasada el umbral de los 60 votos para evitar el bloqueo de procedimiento con el respaldo de varios republicanos. El presidente de EE.UU., Barack Obama, se mostró satisfecho con esta aprobación y dijo que "Washington tiene que poner de lado la política y ayudar a estos trabajadores, a los estadounidenses responsables, a ganarse la vida y mantener a sus familias mientras buscan un empleo". "Cada semana que el Congreso no actúa en este tema crucial, aproximadamente 70,000 estadounidenses desempleados de larga duración pierden su sustento económico vital", advirtió. Dean Heller, el principal patrocinador republicano de la iniciativa en el Senado, ha pedido reunirse con Boehner para intentar sacar el proyecto de ley adelante. Sin embargo, los republicanos de la Cámara baja continúan escépticos. "Estamos dispuestos a analizar la extensión de beneficios al desempleo, siempre y cuando incluya disposiciones para ayudar a crear más puestos de trabajo en el sector privado, pero la semana pasada los líderes demócratas del Senado descartaron cualquier medida que sumara puestos de trabajo", dijo el portavoz de Boehner, Michael Steel. El debate sobre la extensión de los beneficios a los desempleados de larga duración se había apagado en el Congreso tras varios intentos demócratas para ampliarlos, después de que expiraran a finales de 2013. Los republicanos, pese a su minoría en la Cámara alta, ya rechazaron el pasado mes una propuesta demócrata para que los 1.7 millones de ciudadanos afectados recuperasen los subsidios por desempleo durante unas semanas de manera excepcional. Las prestaciones por desempleo para 1.3 millones de estadounidenses expiraron a finales del año pasado por la negativa del Congreso a votar una extensión a aquellos que llevan más de 26 semanas sin trabajo, pero el número ya ronda los dos millones en lo que va de 2014. El coste de los beneficios federales es de unos 6,000 millones de dólares cada tres meses y hasta este momento ha sido imposible reconciliar las peticiones demócratas con las reclamaciones de austeridad de los republicanos, especialmente en programas sociales.