Secuestro pone en jaque a la policía

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AP
    James Lee Di Maggio y Hannah Anderson.

    SAN DIEGO, California— La policía confirmó que el cuerpo de un niño de unos 8 años encontrado sin vida pertenece al hermano de Hannah Anderson, mientras se incrementan los recursos en la búsqueda del secuestrador, James Lee Di Maggio y Hannah.

    Unos 150 agentes federales convergieron en un parque natural de Idaho para buscar a Hanna Anderson, de 16 años, y a su presunto secuestrador Lee DiMaggio, de 40, que al parecer fueron vistos por última vez hace tres días en el área. Los agentes se sumaron a unos 100 miembros de agencias locales y estatales del orden, incluidos la Policía Estatal de Idaho y el Departamento del Alguacil de San Diego, California, de donde desapareció la joven. DiMaggio es sospechoso del asesinato de la madre de Hannah, Christina Anderson, de 44 años, y su hermano Ethan Anderson, de 8 años, cuyos cadáveres fueron hallados en la casa incendiada de DiMaggio en California cerca de la frontera con México. El automóvil de DiMaggio fue descubierto el viernes junto a un sendero cerca de Cascade. Jason Pack, agente especial del FBI, dijo que la agencia trabajará todo el tiempo que sea necesario hasta solucionar el caso.

    Estos son los últimos datos que se tienen del secuestro.

    Un automóvil perteneciente al sospecho de matar a una mujer de California y a su hijo joven, para entonces huir con la hija de 16 años de la mujer, fue encontrado en una zona rural de Idaho después que un jinete reportó haber visto a la mujer y la jovencita en la zona dos días antes, dijeron las autoridades. El hombre que iba a caballo dijo que vio a dos personas parecidas a la descripción en Morehead Lake, una zona sumamente agreste 70 millas al noreste de Boise aproximadamente el miércoles al mediodía, dijo Andrea Dearden, portavoz de la Policía del Condado Ada. El hombre no reportó haber visto a las dos personas hasta después de ver reportes noticiosos y enterarse de que los estaban buscando. Las autoridades de Idaho comenzaron la búsqueda el jueves y carro fue hallado el viernes por la mañana por el número de serie e identificado como propiedad de James Lee DiMaggio, de 40 años. No ha habido ningún otro informe de avistamiento desde el miércoles, pero el descubrimiento provocó una búsqueda masiva en el extremo suroeste de la zona rural The Frank Church-River of No Return Wilderness. Más de 100 personas participaban a pie y a caballo o estaban listos para sumarse a la búsqueda en una zona que Patrick Orr, portavoz del jefe de la Policía del Condado Ada, dijo que cubría 320 millas cuadradas. El jinete también le dijo a la policía que no parecía que la jovencita, que se cree es Hannah Anderson, de 16 años, estuviera con el hombre en contra de su voluntad. Los dos parecían saludables y estaban equipados con lo necesario para acampar en la zona rural remota de Idaho. Brett Anderson, el padre de Hannah, dijo que estaba "muy feliz" de que Hannah pueda haber sido avistada viva, agregando que no podía explicar por qué su hija no pidió ayuda al jinete. "No sabemos en qué condiciones está o qué le dijo él", expresó Anderson. "Quizás si ella se hubiera comportado de otra manera habría más muertos" El vehículo, un Nissan Versa azul, estaba oculto en una zona boscosa a unos 8 kilómetros de donde se avistó al hombre y a la joven. La policía advirtió previamente que el carro pudiera tener explosivos y esperaban un equipo policial de San Diego para asegurar el carro, dijo el portavoz Orr. Las autoridades de todo el oeste han estado buscando a la adolescente y a DiMaggio desde que los cuerpos de la madre de la menor, Christina Anderson, de 44 años, y un menor no identificado fueron hallados el domingo en la casa incinerada de DiMaggio cerca de la frontera con México, unos 65 millas al este de San Diego. DiMaggio era amigo de la familia. Brett Anderson dijo que era su mejor amigo y que sus hijos lo consideraban un tío. Las autoridades han dicho que DiMaggio tenía un "encaprichamiento poco común" con Hannah, aunque su padre dijo que nunca observó ningún comportamiento extraño. Si eso hubiera ocurrido, dijo "hubiera terminado la relación en un instante". DiMaggio, técnico de telecomunicaciones del Instituto Scripps de Investigaciones en San Diego, planeaba mudarse a Texas e invitó a Christina Anderson y a sus hijos el fin de semana pasado para despedirse, dijo Christopher Saincome, el padre de Anderson. No está claro cómo los mataron, aunque la policía opina que fue planeado.

    Video: Secuestro pone en jaque a la policía

    Video: Secuestro pone en jaque a la policía
    (Publicado martes 12 de agosto de 2014)