Obama anuncia amparo migratorio

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Once presidentes, seis de ellos republicanos, han utilizado el poder de la acción ejecutiva para temas de inmigración.

    WASHINGTON – El presidente Barack Obama dio a conocer el jueves una acción ejecutiva a fin de reformar las normas migratorias del país.

    Su plan protegería a millones de la deportación y les permitiría quedarse legalmente en Estados Unidos. La medida es el cambio más significativo en el disfuncional sistema de inmigración del país en casi tres décadas.

    De acuerdo al plan de Obama, alrededor de 5 millones de personas podrían obtener permisos para quedarse en el país temporalmente.

    Entre otros objetivos, la medida busca proteger de la deportación a los padres de ciudadanos y residentes, siempre que esos padres se encuentren en el país desde hace más de cinco años.

    Video: Obama anuncia amparo migratorio

    Video: Obama anuncia amparo migratorio
    (Publicado jueves 20 de noviembre de 2014)

    [Relacionado: Prepárate para ciudadanía con este app]

    Otros beneficiarios potenciales de las medidas de Obama serían los inmigrantes traídos sin autorización al país cuando eran niños pero que no reúnen todos los requisitos de un decreto vigente desde 2012.

    Se calcula que hay más de 11 millones de inmigrantes que viven sin autorización en el país, y los decretos de Obama dejarían a millones sin protección, aunque las probabilidades de ser deportados si no han cometido un delito son bajas.

    Funcionarios de la administración de Obama enfatizaron que no será hasta el segundo trimestre de 2015 cuando el Departamento de Seguridad Nacional comenzará a recibir solicitudes, las cuales tendrán un costo de 465 dólares.

    Quienes resulten amparados por las recientes medidas migratorias podrán optar a permisos de trabajo renovables cada dos años, por lo que deberán pagar impuestos sobre los ingresos que perciban.

    La acción ejecutiva también contempla medidas contra inmigrantes que son criminales peligrosos, y contra quienes entraron ilegalmente a Estados Unidos o recibieron órdenes de salir del país en lo que va de año, informó el secretario de Seguridad Nacional Jeh Johnson.

    Johnson ofreció detalles del plan para empleados de tres agencias adscritas al Departamento de Seguridad Nacional que estarán a cargo de implementar las normas migratorias.

    Añadió que será una prioridad detener y procesar a quienes tengan prontuarios con crímenes de gravedad, incluyendo a miembros de pandillas.

    Una prioridad inferior será inmigrantes hallados culpables de tres o más delitos menores o delitos menores pero "significativos", dijo Johnson aunque no aclaró qué es un delito significativo.

    La última prioridad serán los inmigrantes que hayan cruzado la frontera ilegalmente desde el primero de enero del 2014, y los que recibieron órdenes de salir del país desde esa fecha.

    El próximo líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, declaró el jueves que "el Congreso actuará" para frenar las acciones ejecutivas del mandatario.