Piloto aterriza en aeropuerto equivocado

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Wichita - Kansas - Momentos después de aterrizar, el piloto de un avión jumbo de carga parecía confundido en sus intercambios con los controladores de tráfico aéreo, quienes guiaron su Boeing 747 hacia una Base de la Fuerza Aérea estadounidense en Kansas. Cuando los desconcertados controladores le dijeron al piloto que estaba casi 15 kilómetros (9 millas) al norte del destino a donde se dirigía, lo reconoció de modo extraño: "Oh, sí señor, acabamos de aterrizar en el otro aeropuerto". Su respuesta calmada y al parecer sin importancia contradecía el peligro de la situación: un descomunal avión acababa de aterrizar en la pista equivocada, a kilómetros del destino planeado, en la oscuridad. Por suerte la pista tenía la longitud necesaria. Mientras trataba de dilucidar la situación por la radio, pudo escuchársele confundir este con oeste en sus notas, reconociendo que no pudo entender lo que escribió a mano y se distrajo de la conversación "viendo otra cosa". El 747, con solo dos tripulantes y sin pasajeros, intentaba aterrizar el miércoles por la noche en la Base de la Fuerza Aérea McConnell en Wichita, donde se supone que iba a entregar partes para el nuevo 787 Dreamliner de Boeing a una empresa cercana que fabrica enormes secciones del avión de nueva generación. Pero en su lugar, al avión de carga aterrizó más al norte, en el Aeropuerto Coronel James Jabara, que es de menor tamaño. El avión despegó nuevamente el jueves y en minutos aterrizó en su destino original. La tripulación había volado a un área donde hay tres aeropuertos con configuraciones parecidas en sus pistas: la Base de la Fuerza Aérea, la terminal Jabara y el tercer aeropuerto que está en medio llamado Beech. Eso podría ayudar a explicar el error. Los pilotos dicen que puede ser difícil diferenciar una pista larga de una corta en el descenso. Y Jabara está directamente en la ruta hacia McConnell, por eso la única diferencia hubiera sido que un piloto en el tramo final hubiera llegado a él un poco antes. Aunque es raro que un piloto aterrice en el aeropuerto equivocado, las confusiones no son inusuales. Cada uno o dos meses, un piloto que se dirige hacia el Aeropuerto Mid-Continent de Wichita comienza a girar hacia McConnell por error, dijo Brent Spencer, un ex controlador de tráfico aéreo en Wichita que ahora es asistente académico en la Universidad Aeronáutica Embry-Riddle, en Prescott, Arizona.