Operan del corazón a jefe de policía

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Archivo Getty Images

    Garry McCarthy, superintendente de la Policía de Chicago, se despertó este jueves con dolor de pecho.

    Tomó aspirina y se trasladó a la sala de emergencias del Northwestern Memorial Hospital, donde un electrocardiograma reveló obstrucción.

    El portavoz del Departamento de Policía de Chicago, Adam Collins, dijo que el procedimiento "ha ido bien", agregando que McCarthy se quedará en el hospital durante "varios días más".

    "El Superintendente aprecia todos son buenos deseos y espera estar de regreso con sus compañeros oficiales muy pronto”, Collins dijo a NBC Chicago.

    El Superintendente Adjunto, Alfonza Wysinger, queda a cargo del departamento mientras que McCarthy está fuera, dijo Collins.

    McCarthy asistió a una cena de caridad en el Jay Pritzker Pavilion del Millennium Park la noche del miércoles.