Habla joven que atropelló y mató a niña

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La mujer de Highland Park, queserá condenada por atropellar y matar a una niña de 5 años tras haberse drogado con un producto químico usando una lata de aire comprimido, advirtió a un grupo de adolescentes de los horrores de las drogas en una emotiva reunión este martes en una iglesia de Chicago.

    "Las drogas destruyen vidas", dijo Carly Rousso, de 20 años, a un grupo de 30 adolescentes de Chicago en la Iglesia Metodista Lincoln en el barrio de Pilsen.

    Rousso detalló su propio uso de drogas y la forma en que se intensificó en una conversación franca y emotiva con los adolescentes. Una fotografía de su joven víctima estaba junto a ella en la mesa.

    "Empecé a usar drogas cuando tenía 12 años. Empecé a fumar marihuana para aliviar el dolor", dijo Rousso. Mis amigos se drogaban, así que dije: 'Bueno, ¿por qué no puedo hacerlo yo?,' y me enteré que me podía automedicar y detener el dolor, detener el daño”.

    Rousso será sentenciada el próximo mes por DUI agravado y homicidio imprudente en relación con el accidente ocurrido el Día del Trabajo de 2012 en el que murió Jaclyn Santos Sacramento.

    Rousso dijo que cuando era niña fue agredida por otros niños, porque erau na de las pocas mexicanas en Highland Park, y luchó por encontrar su identidad, ya que era adoptada.

    "Se burlaban e intimidaban cuando era niña, hasta el punto de que pensar en el suicidio era una parte muy importante de mi vida", dijo Rousso.

    Rousso indicó que empezó a usar drogas más fuertes cuando tenía 15 años, en parte para hacer frente a un ataque de pit bull que le dejó la cara cicatrizada. Fue enviada a un centro de tratamiento en Utah cuando tenía 16 años, y permaneció allí hasta que se graduó de la preparatoria.

    Pero cuando regresó a casa, Rousso dijo que se volvió a deprimir y empezó a usar drogas de nuevo.

    "El 3 de septiembre de 2012 tomé la terrible decisión de conducir bajo la influencia. Me desmayé al volante. Mi coche cruzó cuatro carriles y atropelló a una familia", dijo Rousso.

    "Me di la vuelta después de que salí del coche y vi a dos personas en el suelo. '¡Mi niña!', gritaba una mujer. Traté de darle CPR a la niña y tomé la mano de la madre, y cuando los policías llegaron, me levanté y dije: 'Yo hice esto. ¿Me van a arrestar? Conduje bajo la influencia. Yo lo hice", dijo Rousso.

    Rousso señaló que los oficiales llegaron al día siguiente y le dijeron que Jaclyn había muerto.

    Más tarde fue acusada en relación con el accidente.

    "Pensé que las drogas eran la respuesta. Pensé que todo iba a estar bien, porque consumía drogas... pero las drogas destruyen a la gente", dijo Rousso.

    "Estoy aquí, no sé por qué estoy aquí, ¿por qué estoy viva? ¿Por qué era no morí yo en vez de Jaclyn? Pero creo que la razón por la que estoy aquí es para enviar un mensaje: no consumir drogas, nunca conducir bajo la influencia y pensar antes de actuar”.

    Rousso dijo que se ha mantenido sobria y ha sido voluntaria en un centro de recuperación para niños con problemas y también ha ayudado a iniciar la campaña "Step Up! Say no to drugs!".

    "Creo que muchos niños piensan que cuando consumes drogas, nada puede hacerte daño, que eres invencible, pero eso no es cierto. No pensé que haría daño a nadie a causa de las drogas, pero lastimé a una familia y cobré la vida de una niña inocente, y no hay forma de pagar eso", dijo Rousso.

    Al comienzo de su juicio, Rousso se declaró culpable de homicidio imprudente, pero mantuvo su declaración de inocencia de DUI agravado, el cargo más grave. Fue condenada por el segundo cargo en un juicio sin jurado.