McCarthy: Violencia inaceptable

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La estrategia de aumentar el número de oficiales en puntos clave no funcionó para evitar que el fin de semana del 4 de Julio fuera violento.

    El superintendente de la Policía de Chicago, Garry McCarthy, reconoció en conferencia de prensa que la estrategia no funcionó y calificó la violencia de “inaceptable”.

    "Desde aproximadamente 6:00 p.m. del jueves hasta la medianoche de ayer, tuvimos básicamente el mismo nivel de tiroteos que el año pasado, lo cual es inaceptable porque este año hicimos más esfuerzos para detener la violencia", dijo McCarthy.

    El diario Chicago Tribune reportó 82 heridos y 14 muertos el fin de semana largo.

    McCarthy dijo que las horas extra se acumularon con el fin de que un número suficiente de oficiales pudieran estar listos para impedir que se registrara el mismo nivel de violencia de hace un año. La estrategia pareció funcionar el jueves, viernes y sábado.

    Sin embargo, el número de tiroteos aumentó el domingo al registrarse 21 incidentes.

    McCarthy indicó que necesita averiguar qué pasó el domingo.

    Reiteró que las estadísticas indican que este año va camino a registrarse una de las tasas de criminalidad más bajas en décadas.

    Hasta el domingo, se habían registrado 11 homicidios menos con respecto al mismo período del año pasado: 185 en comparación con 196 en 2013.

    Sin embargo, los tiroteos han aumentado, señaló.

    Hubo ocho incidentes el fin de semana cuando los agentes dispararon sus armas o les dispararon.

    McCarthy culpó a la abundancia de armas ilegales en Chicago y a la falta de una legislación que castigue severamente a los portadores de armas ilegales.

    En un comunicado, el alcalde Rahm Emanuel calificó los tiroteos de "inaceptables".

    "La solución no sólo incluye a la Policía –a pesar de que vamos a seguir buscando formas de poner más policías donde se necesite–, también tenemos que ofrecer alternativas a nuestros jóvenes, y como comunidad tenemos que exigir más de nosotros mismos y nuestros vecinos", dijo Emanuel.