Más controversia para la iglesia Católica