Longoria, una "mexicana de corazón"