La mejor lucha de Ricky Martin

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    SAN JUAN- Ricky Martin, que acaba de mudarse a Puerto Rico, aseguró que ya ha tenido ocasión de explicar a sus gemelos adoptados el problema de la trata de seres humanos, un delito en cuyo combate lleva implicado activamente desde hace años. "Este tema es prioridad en mi casa y la energía está porque son cinco años" de edad, dijo el artista boricua sobre sus hijos Matteo y Valentino durante la presentación de un pabellón en su isla natal dedicado a la concienciación de este problema. Martin explicó su interés por el hecho de que sean los niños los que le pregunten por este tema, en el que lleva trabajando desde hace diez años cuando durante un viaje conoció sobre la explotación sexual en Calcuta, India. "Esto lo hablamos en el desayuno, almuerzo y cena. Creo que van a ser grandes abolicionistas", agregó Martin, de 41 años, quien abogó por "hablarle a los niños del tema" y propuso "empezar en la escuela elemental". No obstante, aceptó que le es "muy difícil" compaginar su trabajo contra la trata humana con sus múltiples compromisos profesionales, que incluyen grabaciones de discos, giras de presentaciones y actuaciones en obras de teatro. En cualquier caso, aseguró que con el empuje de la mirada de sus hijos y con el poder que tiene de presentarse frente a 20,000 personas sobre un escenario es capaz de llevar el mensaje de concienciación sobre esta problemática a muchos rincones del mundo. Respecto a los problemas que afronta su isla, incluida la trata de seres humanos y la explotación sexual, Martin habló de la necesidad de "cicatrizar a Puerto Rico" y anunció que acaba de mudarse para establecerse aquí durante un tiempo. "Yo quiero que mis hijos crezcan en una isla saludable y fuerte. Es alarmante" la situación actual, afirmó el intérprete de éxitos como "La copa de la vida", "Fuego de noche, nieve de día", "Vuelve", "Más" y "Pégate". "No puedo creer que se estén explotando sexualmente a niñas de ocho años en Puerto Rico. Y existe... Y yo decía que esto sólo pasaba en Asia y no en mi tierra. ¿Cómo se le roba el espíritu a un niño de esta manera?", se cuestionó. En esta tarea de concienciar sobre la trata de seres humanos, Martin ha aunado esfuerzos con el sociólogo César Rey, la Universidad de Puerto Rico y el centro Johns Hopkins de Baltimore (EE.UU.). El estudio "La trata de personas en Puerto Rico: un reto a la invisibilidad", presentado por Martin en febrero de 2010, recoge casos reales de personas que fueron víctimas de ese delito. Rey anunció que en las próximas semanas presentarán la segunda fase de la investigación, de la que se deduce, entre otras cosas, que en Puerto Rico hay unas 185,000 personas que están siendo empleadas en lugares de venta de drogas. De acuerdo con el Centro Nacional de Menores Perdidos y Explotados de Puerto Rico, aproximadamente 100,000 menores están en riesgo cada año de ser explotados sexualmente. El pabellón inaugurado hoy y que estará abierto hasta final de año con la intención de que sea visto por unas 100,000 personas, está dividido en cinco áreas que versan sobre la explotación laboral, la sexual, la venta de órganos, los puntos de drogas operados por menores y la cobertura mediática del problema.