Inmigrantes: Júbilo, decepción y tristeza

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    En una noche histórica, inmigrantes de Chicago vieron ansiosamente el mensaje del presidente Barack Obama con el que anunció un amparo migratorio que beneficiaría a unos cinco millones de indocumentados.

    Decenas asistieron a Casa Michoacán, 1638 S Blue Island Ave, para ver el anuncio de Obama. Los asistentes celebraron la acción ejecutiva. Sin embargo, algunos expresaron su pesar por aquellos que no son elegibles.

    María Picasso lleva viviendo en los Estados Unidos desde hace 23 años. Tiene cuatro hijos ciudadanos estadounidenses. Vio el discurso de Obama en casa junto con su familia.

    "Obama nos dio algo que nos va beneficiar a muy poquitos, pero van a quedar muchos fuera”, dijo Picasso. “Me emociona porque podré tener un permiso de trabajo y mejores oportunidades que es lo que siempre busca uno”.

    Genoveva Ramírez vio el mensaje de Obama junto con otros inmigrantes. Lleva 13 años viviendo en este país. Tiene cuatro hijos y uno de ellos recibió acción diferida.

    "No es justo para los padres de los 'dreamers' que han luchado tanto. Seguimos con miedo", señaló Ramírez, quien pertenece a Unidos Contra las Deportaciones. "Es una felicidad a medias. Felices por las personas que cumplen con los requisitos. Tristes, por los que no".

    Activistas de la campaña Not1More también criticaron el anuncio señalando que cinco millones de inmigrantes que se beneficiarían con la acción ejecutiva “no son suficientes”. El grupo se opone a que continúen las deportaciones.

    El senador demócrata por Illinois, Dick Durbin, defendió las razones por las que el presidente Obama tomó la acción ejecutiva que beneficiaría a millones de indocumentados.

    “No son criminales; son familias. No son criminales; son niños”, indicó el senador Durbin refiriéndose a los inmigrantes.

    Durbin explicó que la acción ejecutiva permitirá que millones de inmigrantes “salgan de las sombras”.

    Señaló que la acción ejecutiva beneficiará al país al permitirles a las autoridades destinar más recursos para garantizar la seguridad de la frontera en lugar de deportar a millones de inmigrantes que llevan al menos de cinco años en Estados Unidos.

    El anuncio de Obama incluye medidas para que las autoridades se enfoquen en deportar a criminales. Como última prioridad de deportación, serían los inmigrantes que ingresaron ilegalmente a los Estados Unidos, pero que no hayan cometido ningún crimen.

    Reacción de republicanos

    La Delegación Congresional Republicana de Illinois lamentó la acción ejecutiva de Obama “por eludir al Congreso y conceder amnistía a millones de inmigrantes indocumentados”.

    Los republicanos de Illinois señalaron en un comunicado:

    "El plan del presidente Obama hace caso omiso de la Constitución y elude el Congreso. Es un paso fuera de la ley que en última instancia hace mucho más daño que bien. Creemos que el Congreso debería tomar la iniciativa en la reforma de inmigración, asegurar nuestras fronteras, mejorar el sistema de visados y hacer frente a las muchas capas de nuestro sistema roto. Esta medida temporal sólo provocará el caos y creará problemas, tanto ahora como en el futuro”.

    Por su parte, el representante federal por Illinois, el demócrata Luis Gutiérrez, indicó:

    “El presidente Obama está utilizando su pluma para ayudar al país y celebramos su valentía", dijo el representante. Gutiérrez. "Voy inscribir a las familias que están cubiertas, seguir luchando por las que no lo están, y vamos a hacer que la ciudad de Chicago sea un modelo para el resto del país”.

    Y añadió: “Todos debemos reconocer que ninguna acción ejecutiva es un sustituto de la legislación, por lo que el reto fundamental de conseguir la legislación a través de la Cámara de Representantes controlada por los republicanos”.